sábado. 03.12.2022
balonmano. liga de campeones

El Ademar cae a la orilla ante un Veszprem que encarrila la eliminatoria (20-23)

El Reale Ademar se quedó a las puertas de lograr la victoria ante el Veszprem en partido de ida de los octavos de final, en un encuentro dominado en todo momento por el equipo húngaro que se impuso por 23-20, con Nagy y Jamali como los grandes artilleros junto con el acierto del exademarista Alilovic en portería.

Estos fueron los argumentos del equipo magiar para ganar en un duelo donde los leoneses llegaron a soñar, pasado el ecuador del segundo tiempo al remontar logrando dos goles de ventaja (19-17). Pero un parcial final de 1-6 acabó condenando al Ademar que echó en falta a su habitual referencia Carlos Ruesga, lastrado por la lesión en su codo.

Los dos tantos consecutivos del exjugador del Barcelona Nagy, permitieron a los húngaros mantener esa escasa diferencia en unos primeros minutos marcados por las férreas defensas, donde resultaba muy complicado romper las murallas rivales, hasta tal punto que casi en el ecuador del primer tiempo tan solo se habían marcado cinco goles (2-3).

El técnico local Manolo Cadenas ya había pedido tiempo a los cinco minutos de juego para despertar a los suyos ante las facilidades defensivas iniciales y, a partir de ahí, el Ademar despertó en defensa, pero le resultaba muy complicado dar la vuelta al marcador ante un Alilovic muy inspirado en la portería húngara.

Reale Ademar logró empatar a falta de cinco minutos para el descanso (7-7), lo que obligó a Antonio Carlos Ortega a solicitar tiempo muerto en el Veszprem, un minuto que sirvió para acabar el primer tiempo con un parcial de 1-4 y la máxima ventaja de los húngaros con un 8-11.

A los locales les costó reaccionar en el segundo tiempo, sin encontrar la fórmula para frenar los lanzamientos de un Nagy que marcaba la diferencia de los suyos ante un equipo leonés que seguía echando de menos su motor habitual, un Carlos Ruesga que no aparecía y que marcaba su primer gol del partido a los diez minutos del segundo tiempo.

Hasta que Ademar no centró sus esfuerzos defensivos en secar a los lanzadores Nagy y Jamali, no comenzó la remontada, llegando incluso a lograr una ventaja de dos goles a falta de poco menos de diez minutos para el final.

Ortega volvió a parar el partido y el Ademar se vino abajo, incapaz de sacar provecho a esa mínima ventaja, donde los húngaros sacaron una jugosa renta para los que fue el encuentro y de cara a encarrilar la clasificación para los cuartos de final de la Liga de Campeones.

El Ademar cae a la orilla ante un Veszprem que encarrila la eliminatoria (20-23)
Comentarios