domingo. 04.12.2022
Manolo Cadenas, técnico del Ademar. FERNANDO OTERO

El Abanca Ademar jugará mañana su primer partido de la Copa EHF en Serbia. Los leoneses debutarán a más de 2.500 kilómetros del Palacio y ante un rival que aunque no tiene mucho nombre en el panorama europeo puede complicar la clasificación de los de Cadenas para la siguiente ronda del torneo, que se resolverá en la ciudad el próximo sábado.

La aparición en el calendario de esta competición obligará a doblar los esfuerzos de un grupo que deberá compatibilizar Liga y Champions con unos recursos bastante limitados por las lesiones que arrastran Acacio, Mosic y Vieyra, mitigadas en parte por la llegada de Pedro Martínez Camí, que ya se estrenó frente al Guadalajara.

Además, tendrán que lidiar igualmente con el desgaste de tanto viaje. Y con el poco tiempo que podrán dedicar a los entrenamientos mientras haya que jugar dos enfrentamientos por semana. De hecho, el Abanca Ademar salió ayer a las doce de la noche rumbo a Barajas, donde cogió un avión hacia Serbia a las seis de la mañana. La llegada a Vojvodina está prevista para las dos y media de la tarde. A las seis se ejercitarán en la misma pista en la que debutarán el sábado. Regresarán a León el domingo, también sobre la medianoche. Y a mitad de la próxima semana tendrán que hacer de nuevo las maletas para desplazarse hasta Sagunto, donde disputarán la jornada adelantada de Asobal. Y el fin de semana otra vez la Copa EHF.

En definitiva, un carrusel de partidos y viajes con los que deberá lidiar Manolo Cadenas para evitar que el equipo se resienta. Ya lo pasó mal en las campañas precedentes cuando tuvo que conciliar ambas competiciones. Intentarán meterse en la fase de grupos, aunque para ello habrá que superar dos eliminatorias previas. La primera, desde mañana mismo, ante el Vojvodina serbio, que apabulló en la fase anterior al Lovcen de Montenegro, venciendo en los dos encuentros por un global de 79-52. La vuelta se celebrará en el Palacio el sábado 12 de octubre desde las siete en punto de la tarde.

El Ademar dobla sus esfuerzos
Comentarios