domingo. 25.09.2022
Balonmano | Liga Europea

El Ademar, en manos de la EHF

Aplazado su partido liguero frente al Granollers por cinco casos de covid, el club espera que la Federación Europea acepte variar las fechas para el cruce de octavos
El Abanca Ademar espera que la EHF escuche su petición para aplazar los octavos. JESÚS F. SALVADORES

El Abanca Ademar no quiere perder el tren de Europa. Y menos tras los cinco casos detectados en el seno de la plantilla de covid que le han obligado a tener que aplazar su encuentro de la Liga Asobal previsto para ayer y el de la próxima jornada en Santander. Una circunstancia que también afecta a su compromiso de octavos de final de la Liga Europea frente al Kristianstad sueco cuya ida estaba prevista lejos del Palacio de Deportes para el próximo martes y una semana más tarde en el recinto leonés.

Dada la situación del calendario, apretado en grado sumo debido a la crisis sanitaria creada por el coronavirus a nivel global, las fechas son escasas para poder acoplar nuevos escenarios en cuanto a días de disputa aunque desde la entidad que preside Tano Franco ya se han puesto manos a la obra para evitar que esta circunstancia pueda dar con una eliminación del Abanca Ademar sin haber disputado sus encuentros. Por ese motivo ya se han puesto en contacto con el máximo organismo continental en cuanto al balonmano se refiere, la EHF. En su propósito esta que la Federación pueda establecer una solución equitativa y no haga como en su día con el Benidorm al que el hecho de no poder jugar en fecha con un adversario debido a la situación sanitaria lo llevó a tener que bajarse de la competición en las fases preliminares.

Solicitud salomónica

Los leoneses están dispuestos a perder el factor cancha a cambio de no ser excluidos

Desde el Abanca Ademar se ha elevado una propuesta a la EHF que desde la entidad balonmanística leonesa se considera que puede ser una solución perfecta que no menoscabe los intereses de nadie, y menos del Kristianstad. En ese argumento desde el club se ha pedido a la Federación Europea aplazar el primer encuentro entre ambos equipos una semana y disputar la ida precisamente el 30 de marzo en el Palacio para hacerlo en la vuelta una semana más tarde en Suecia. Esa solución llevaría a los leoneses a perder el factor cancha ya que por su clasificación en la fase de grupos tenían el derecho adquirido de disputar el encuentro de vuelta como locales, algo que prefieren ceder a tener que hacer las maletas antes de lo previsto para bajarse del tren de la Liga Europea sin haber quedado eliminados en la pista.

El club ademarista espera que la EHF y también en su caso la otra parte interesada como es la entidad sueca no pongan reparos y la eliminatoria pueda disputarse aunque sea con una semana de retraso.

Para los leoneses, a pesar de llegar justos a la ida tras completar el tiempo obligatorio de cuarentena que son diez días (se cumplen el 29 de marzo), sería la mejor solución a pesar de que por delante van a tener que dirimir un calendario exigente y con apenas descanso para la plantilla.

El Ademar, en manos de la EHF
Comentarios