lunes. 05.12.2022
BALONMANO | LIGA ASOBAL

El Ademar pone remedio a sus dudas

Abanca Ademar 39 Cisne 32. Los leoneses recuperan la senda del triunfo dando un paso adelante en defensa. Milosavljevic lideró la faceta anotadora bien secundado por Juan Castro y Boskos
                      El Abanca Ademar se mostró solvente en ataque y esta vez estuvo secundado por una mayor eficacia a la hora de defender. MIGUEL F.B.
El Abanca Ademar se mostró solvente en ataque y esta vez estuvo secundado por una mayor eficacia a la hora de defender. MIGUEL F.B.

El Abanca Ademar puso punto y final a su racha de dos derrotas consecutivas en la Liga Asobal. El triunfo frente al BM Cisne por 39-32 hace olvidar en parte los errores cometidos frente a Logroño y Cisne y de paso también conlleva sumar dos nuevos puntos para su casillero con los que empezar a mirar un poco más alto en la tabla clasificatoria.

Y todo en un encuentro en el que los de Manolo Cadenas ofrecieron dos caras diferenciadas. La de una primera parte en la que su fiabilidad en el ataque no se veía correspondida con la defensa y eso les costó tener que convivir con el aliento en el cogote de los visitantes. Y otra tras el paso por vestuarios en la que con una mayor fortaleza a la hora de contener los ataques pontevedreses el Abanca Ademar ponía tierra de por medio liderado por un letal Milosavljevic para hacerse con una revitalizadora victoria.

Después de unos primeros cinco minutos en los que leoneses y gallegos lograban apenas un gol que llevarse a la boca, en los cinco siguientes cada uno lograba acertar con cuatro más. Eso sí, con exiguas ventajas que no pasaban de un gol para cada equipo y con los de Cadenas situándose hasta ese momento sólo una vez por delante con el 4-3. En el siguiente parcial el Abanca Ademar lograba su mayor renta hasta ese momento al situarse con el gol de Juan Castro en el minuto 14:27 dos arriba con el 11-9. Un parcial de 1-3 llevaba a un nuevo empate a falta de diez minutos para el intermedio.

A partir de ahí y a pesar de las lagunas en defensa los locales pasaron a marcar el paso liderados por Milosavljevic y Juan Castro en labores ofensivas para cerrar la primera parte con dos goles (20-18).

Tras el paso por vestuarios la situación iba a cambiar de una manera importante. No en el apartado ofensivo donde Milosavljevic se mostraba certero, bien secundado por Castro y Boskos. Más bien por la defensa.

Más consistentes e intensos y con un menor porcentaje de errores los leoneses crecían en su juego. Y con ello el margen de seguridad era más claro. Tras el 23-20 de los primeros cinco minutos de la reanudación un parcial de 4-0 a su favor llevaba la renta a los siete goles que en la siguiente acción lograba al menos apaciguar el tanto visitante. Pero la maquinaria leonesa empezaba a mostrar sus mejores virtudes. No de forma óptima pero sí a un nivel elevado y ante todo de mayor empaque que el de su rival.

En el ecuador de la segunda parte el 34-25 mostraba ya a un plantel leonés que había puesto la directa y a un Cisne que intentaba reaccionar pero sin los argumentos suficientes para poner en peligro un triunfo que cada vez pesaba más para el lado de los locales. Con el 36-25 los ademaristas lograban su mayor renta. Nada menos que 11 goles. La reacción del Cisne y una cierta relajación tras haber hecho los deberes de los leoneses sirvió en el tramo final para que los gallegos acortaran distancias pero no para poner en peligro el resultado para los de Cadenas que recuperaban las sensaciones positivas y la senda del triunfo con el 39-32 final.

Una victoria que devuelve la sonrisa a los locales y de paso pone final a dos resultados adversos en los que el juego no había sido el deseado, especialmente en una línea defensiva que frente al BM Cisne salió algo dubitativa y con lagunas pero que se fue asentando para ser decisiva tras el descanso.

El Ademar pone remedio a sus dudas
Comentarios