jueves 19/5/22

Los duelos entre el Atlético Valladolid y Abanca Ademar siempre ha tenido intensidad, pese a la reciente rivalidad y han tenido consecuencias deportivas con cambios inesperados en el banquillo. En ningún caso este enfrentamiento ha sido intrascendente, tal y como sucederá con el de mañana vital por la permanencia para los locales y muy importante para buscar Europa en los leoneses.

El balance es claramente favorable a los ademaristas que en sus cinco visitas anteriores tan solo encajaron una derrota a lo que se une el empate de la pasada campaña, con tres triunfos, dos de ellos para confirmar un subcampeonato liguero que otorgaba el premio de la Liga de Campeones para el equipo entonces dirigido por Rafa Guijosa.

El primer enfrentamiento, incluidos los amistosos o de la Copa Castilla y León, en el que los vallisoletanos lograría derrotar al Ademar fue en la temporada 2018-19 con victoria por la mínima (27-26) que tuvo consecuencias inesperadas ya que tres días después Guijosa dejaba el banquillo a pesar de haber firmado su renovación. La siguiente visita se saldó de nuevo con triunfo leonés, 30-32 y con una notable actuación bajo palos del guardameta Patotski.

El Ademar puede hundir al Valladolid en puestos de descenso si vence mañana
Comentarios