jueves 09.07.2020

... y el Ademar reclama un todos contra todos

La mayor parte de clubes Asobal denuncian que si hay menos jornadas los problemas económicos serán más graves
El presidente del Ademar, Cayetano Franco, insiste en que la Liga de 34 jornadas es mejor. F. OTERO
El presidente del Ademar, Cayetano Franco, insiste en que la Liga de 34 jornadas es mejor. F. OTERO

En el lado opuesto a la propuesta de la Federación Española de Balonmano están la mayoría de clubes que conforman la Asobal, entre ellos el Abanca Ademar, que desde el principio han apostado por mantener el formato de Liga de todos contra todos a doble vuelta, lo que en la temporada que viene dejaría un total de 34 jornadas.

La crisis económica que se avecina en el balonmano de élite mantiene alerta a la directiva del conjunto leonés, que busca todas las fórmulas posibles para paliarla. Cayetano Franco ha defendido ante la federación la necesidad de contar con un mayor número de partidos para así compensar a los socios los que han perdido en la 2019-20 y por otro lado obtener más ingresos. Entienden que pese a ser un año condicionado por el Mundial de Egipto y los Juegos de Tokio en verano hay fechas suficientes para disputar las 34 jornadas. Además creen que sería un agravio el que muchos clubes, en caso de dividirse la Liga en dos grupos, no se enfrentarían entre sí castigando a algunas aficiones a no ver en sus pistas al Barcelona, Bidasoa e incluso al propio Ademar, tres de los conjuntos más fuertes de la competición.

Otra de las soluciones para relajar el calendario es aprovechar más el mes de diciembre, tal y como propone Tano Franco, quien insiste en que la federación no ha escuchado la petición de la mayoría de clubes de la Asobal tratando de imponer un criterio único sin el visto bueno de los principales actores.

También hay desencuentro por otras competiciones nacionales como son la Copa del Rey, cuyo formato cambiará en la 2020-21 y por la intención de eliminar la Copa Asobal, lo que recortaría aún más los ingresos de los clubes españoles.

... y el Ademar reclama un todos contra todos