viernes 10.04.2020
Liga Asobal

El Ademar recupera su mejor versión

El equipo leonés muestra su mejor versión, con intensidad atrás y velocidad arriba, liderado por Acacio Marqués y Mario López
Rubén Marchán contribuyó con dos goles desde la posición de pivote a la victoria del Abanca Ademar frente al Granollers en la Liga.JESÚS F. SALVADORES
Rubén Marchán contribuyó con dos goles desde la posición de pivote a la victoria del Abanca Ademar frente al Granollers en la Liga.JESÚS F. SALVADORES

Volvió la felicidad al Palacio y sobre todo al Abanca Ademar, que demuestra, una jornada más, su solvencia en la Liga tras imponerse al Granollers 31-27 realizando un encuentro serio —con algunos altibajos— pero efectivo. No está siendo un mes de febrero sencillo. La EHF pasa factura a los leoneses y la ausencia de su principal goleador —David Fernández, lesionado— ha humanizado a un equipo que aún así tiene entre ceja y ceja el objetivo de reconquistar el subcampeonato. Ayer, después del toque de atención de su técnico y de Mario López tras la derrota del pasado sábado contra el Gorenje, todos saltaron a la pista mentalizados de que sin intensidad no habrá paraíso, ávidos de ganas por vencer y convencer. Y aunque la victoria no corrió peligro real en ningún momento, tuvieron que desfondarse de principio a fin para someter a los de Antonio Rama.

Le costó a los de Manolo Cadenas ponerse por delante en el marcador. En concreto quince minutos y un parcial de 5-0 que noqueó a los catalanes. El capitán ademarista —quien también entonó el mea culpa después de caer en la tercera jornada europea— asumió la tarea anotadora en los compases iniciales dando ejemplo al resto de sus compañeros de por dónde debían ir los tiros. Hasta entonces el Granollers, con Márquez, Figueras y Pérez enchufados, pretendía aprovechar las dudas de los locales y el cansancio que van acumulando en sus piernas. Sin jugar un gran balonmano, sí que encontraron las pequeñas grietas de la defensa leonesa. Pero una vez que el Abanca Ademar tomó el mando de las operaciones, Carou ejerció de Carou ayudando a que la brecha se fuese hasta los siete goles de ventaja, máxima ventaja del partido.

Una buena noticia

Lucin mostró síntomas de mejoría tanto en la dirección del juego com en la faceta goleadora

Tin Lucin, otro de los jugadores que atraviesan su particular bajón de la temporada, empezó a dar síntomas de mejoría no solo desde la dirección del juego —donde imprimió una marcha más a las transiciones— sino recuperando el tiro exterior que tantas buenas críticas le valieron en la primera parte de la competición doméstica. Al Granollers no le salían las cosas arriba y las constantes pérdidas espolearon las contras que tanto gustan a la parroquia local. Mario estaba extramotivado y Acacio —que en el segundo acto regresaría por la puerta grande— empezaban a calibrar dos puntos más que vitales.

Sí, la sombra de David es alargada, pero la plantilla del Ademar cuenta con los suficientes recursos como para no meterse en líos. Era una tarde trascendental para dar un paso adelante y el cuadro de Cadenas no se arrugó. Feucthtmann, Lucin y Vieyra recuperaron el tiro exterior perdido dándole otro aire al ataque. Y así las cosas, son sin complicaciones, se fueron al descanso con cuatro goles de ventaja (16-12), idéntica renta que alcanzarían al final de los sesenta minutos.

Y si la cara A reprodujo perfectos contragolpes, tiro exterior y una gran defensa con Carou y Juanjo entonados, el reverso quizá se dejó alguna canción más floja —como mandan los cánones— pero en su conjunto la sinfonía blanca estuvo bien afinada. El equipo leonés supo controlar en todo momento las intentonas del Granollers por acercarse más de la cuenta en el luminoso, pero lo máximo que logró fue un 27-24 en los diez minutos finales que nunca sirvió para que se metieran en la pelea realmente. Cierto es que una doble parada de Dino Slavic en el 45 y, a falta de dos para el final, primero un blocaje de Juanjo y una posterior intervención del guardameta croata, evitaron sustos mayores de última hora.

El mejor Acacio, de vuelta

Aunque sin duda alguna, una de las mejores noticias para el Abanca Ademar fue la primera gran actuación de Acacio Marqués después de su regreso. El brasileño adquiere cada vez más protagonismo —quizá más del que Cadenas le querría dar por miedo a saturarle después de seis meses en el dique seco— y ante Granollers sus cifras goleadoras recordaron al jugador que todos esperan. No tuvo problemas en asumir disparos comprometidos ante una defensa catalana mejor que en la primera parte, ni tampoco se le vio esconderse a la hora de liderar el juego de ataque. Todavía tiene margen de mejora, pero verle a ese nivel regala más de un respiro en el club y entre los aficionados. En definitiva, una victoria importante del Abanca Ademar que afianza la segunda plaza después de la decepción europea y antes de viajar el fin de semana a Eslovenia para afrontar una cita casi intrascendente de nuevo ante el RK Gorenje.

El Ademar recupera su mejor versión