sábado. 02.07.2022
Balonmano | Copa del Rey

Al Ademar le sienta bien la Copa (32-23)

El conjunto leonés vence con claridad al BM Nava merced a una gran defensa colectiva 

Logra una renta de +9 para el encuentro de vuelta de esta tercera ronda copera que se jugará el 9 de febrero

Partido de Copa del Rey de balonmano Ademar - Nava. F. Otero Perandones.
Gonzalo fue el máximo anotador del encuentro. FERNANDO OTERO

Necesitaba un triunfo así el Abanca Ademar (32-23) y qué mejor manera de lograrlo que en el primer envite serio de esta segunda parte de la temporada. Los leoneses se impusieron al BM Nava en la ida de la tercera ronda de la Copa del Rey merced a una defensa colectiva muy notable y un ataque enchufado.

Un primer tiempo notable del Abanca Ademar que defendió como hacía tiempo no se veía y estuvo muy fluido en ataque, tanto a la contra como sobre todo en estático, donde Kim, Santista y Semedo apenas perdonaron. Fue un verdadero ejercicio de tensión atrás y cabeza a la hora de gestionar las jugadas de ataque. Había ganas de demostrar el trabajo hecho durante el mes de enero, de reivindicarse. Se vio un equipo compacto, comprometido y muy concentrado. Y no es que Nava estuviera flojo, es que el Ademar lo anuló provocando pérdidas y que en ataque los de Zupo no encontraran huecos sencillos.

La renta ademarista se fue ampliando poco a poco, cocinada a fuego lento hasta gozar de un 14-7 a cinco minutos del final muy prometedor. Enorme el trabajo de Casqueiro en defensa -no así en ataque- y también de Gonzalo y Jaime en los extremos. Algunas conexiones entre ambos leoneses recordaron a viejos tiempos de gloria. Con una defensa mucho más intensa Bomastar también creció bajo los palos sacando hasta seis balones muy claros del Nava, que sólo encontró fiabilidad en Rodrigo. Quedaba mucho por delante pero el Ademar saltó a la pista del Palacio como si el pasado no existiera convencido de que queda mucho tiempo por delante para ahuyentar los fantasmas.

Cadenas tuvo tiempo para rotar a varios de sus jugadores pero eso afectó al juego de sus pupilos que cometieron varias pérdidas al filo del descanso que permitieron al Nava acercase hasta el 16-10.

Y en la segunda parte, lejos de amilanarse mantuvieron el nivel ampliando la renta hasta los once de ventaja, que finalmente se redujeron a los nueve. No es una renta definitiva pero desde luego se antoja muy prometedora.

Al Ademar le sienta bien la Copa (32-23)
Comentarios