jueves 26/5/22
                      Los jugadores, satisfechos a pesar de la derrota. CB REINO DE LEÓN
Los jugadores, satisfechos a pesar de la derrota. CB REINO DE LEÓN

El E.Leclerc Caja Rural RDL no pudo con un correoso Mondragón Unibertsitatea (79-68)y el sueño del ascenso tendrá que esperar. El equipo de Álvaro Somovilla no estuvo nunca cómodo en ataque, tampoco tuvo suerte en el triple (6/21 por 10/31 del rival), y eso ante un adversario muy duro en defensa terminó siendo decisivo para ceder una dolorosa derrota pese a que tuvo sus opciones hasta casi el final.

Un parcial de 0-6 con Domínguez dominador supuso un gran comienzo de partido para un E.Leclerc Caja Rural que perdió la renta también muy rápido (6-6 en el minuto 4). Llamas rompió la sequía con un triple y los de Iván López, con mejores ideas ofensivas, se mantendrían arriba en el electrónico hasta el final del cuarto, pero siempre con ventajas cortas. A la conclusión del periodo 15-20. El segundo se abrió con un preocupante parcial vasco de 6-0 que suponía la primera remontada y el tiempo muerto de Somovilla en apenas un minuto de juego. El duelo se hacía entonces todavía más táctico y trabado en ataque, aunque con destellos desde el perímetro como dos triples consecutivos de A. Lorenzo o uno de Miguel Domínguez (29-29 en el minuto 16). Ante esa situación los leoneses trataron de sacar partido a su mayor envergadura en las pinturas, donde Sergio Martínez y Miguel Domínguez eran piezas clave, pero el Mondragón Unibertsitatea sabía muy bien cómo jugar, siempre lento y con mucha elaboración.

Tras el descanso el panorama no varió y en los dos primeros minutos de nuevo se vieron más errores que aciertos, aunque también un triple de Buesa que daba aire los locales. Pero el E.Leclerc Caja Rural no retrocedía y sin poderse apoyar en el lanzamiento exterior (3/14 en triples al final del cuarto) seguía picando piedra con ataques largos y elaborados que sin embargo no le alcanzaban para ponerse arriba (50-50 en el minuto 36), porque entonces los vascos daban un fuerte arreón con un parcial 8-0 que al poco suponía un nueva máxima local de +9 y el cuarto se cerraba con un preocupante marcador de 60-52.

No logró el equipo de Somovilla mejorar sus porcentajes de acierto en el inicio del acto definitivo y de nuevo falló demasiado, también un par de lanzamientos de tres, pero sí apretó duro en defensa consiguiendo secar a su rival durante los dos primeros minutos (60-54). Hasta que Balanzategui se descolgó con su segundo triple y el míster riojano del E.Leclerc Caja Rural se vio obligado a parar el juego. De vuelta a la pista todo se complicó más pues los vascos rozaron de sobras el límite del reglamento, no sin cierta ayuda arbitral, y además Buesa hacía otro triple. Ahora contra las cuerdas, con el Mondragón parapetado en su pintura y pegando duro, Álex Marcos dio alas a la esperanza con dos triples seguidos. Pero al final la derrota no se evitó.

Adiós al sueño de ascenso para el E.Leclerc Caja Rural