sábado. 03.12.2022

Aguas de oro para Rubén Santos Becerro

El pescador bañezano mantiene la tradición leonesa en el Mundial con el título por equipos y el bronce individual
                      Rubén Santos Becerro con su trofeo y dos medallas mundialistas junto a su mujer, su hijo y sus padres. DL
Rubén Santos Becerro con su trofeo y dos medallas mundialistas junto a su mujer, su hijo y sus padres. DL

Rubén Santos Becerro ya había saboreado las mieles del éxito en un Europeo... y colgado el oro. El pescador bañezano, que también cuenta en sus vitrinas con las preseas de campeón nacional, cerraba en las aguas trucheras asturianas el círculo subiendo a lo más alto del podio en el Mundial de Salmónidos Mosca. Lo hacía siendo uno de los pilares de la selección española y también añadiendo a su calidad y buen hacer una segunda presea, esta vez la de bronce (que bien pudo ser plata) en el apartado individual.

Rubén lo tenía claro. Mostrando su mejor versión podía optar a lo máximo. Y también aportar su grano de arena al éxito de una selección nacional que en Asturias alcanzaba su cuarto oro mundialista, algo al alcance de muy pocos. Y recuperando además un oro que en las dos últimas entregas del torneo se le había escapado de las manos al combinado español.

Para Santos Becerro, que debutaba en un Mundial absoluto, su examen en los ríos Piloña, Caudal, Turbia, Alto Narcea y el lago El Arenero se saldó con un sobresaliente en las cinco jornadas de competición. Prueba de ello fueron sus dos primeros puestos en El Arenero y Turbia, el segundo en el Caudal, el tercero en el Narcea y el quinto en el Piloña. Sólo el francés Julien Daguillanes, a la postre campeón con seis puestos totales, y el gallego y compañero en la selección española de Rubén, David Arcay (segundo con 11 puestos), hicieron mejores registros que el bañezano que hasta el último suspiro luchó por la plata en el apartado individual. Al final, nada menos que un oro por selecciones con España (el combinado nacional no se baja del podio en un Mundial en las siete últimas entregas) y un bronce individual para completar una puesta en escena brillante. «Ha sido algo que todo pescador sueña. El representar a tu país y además hacerlo logrando el oro es lo máximo a lo que puedes optar. Ahora queda en un futuro volver a repetirlo. En mi caso espero poder hacerlo si al final puedo ir con España en el Mundial de Eslovaquia de 2023. Y porqué no en Francia en 2024», apunta Rubén para el que «España ha vuelto a demostrar que es un equipo muy compenetrado y de gran calidad capaz de optar a todo. Bien es cierto que hemos tenido a Francia como un rival que nos ha puesto las cosas bastante complicadas. Pero también que desde el principio supimos situarnos en cabeza y mantener esa privilegiada posición».

Y añade: «Esto es un sueño. Para mí algo muy especial, lo máximo. Un oro con España es maravilloso y además con un bronce individual que incluso en la última jornada pudo ser plata aunque no me tocó el mejor escenario y condiciones».

Rubén Santos Becerro se une así al palmarés de leonés que han sido protagonistas con la selección española en un Mundial de Salmónidos Mosca y que con el combinado nacional han subido al podio. En este caso a lo más alto y demostrando que su palmarés aún tiene sitio guardado para más gestas y éxitos.

Junto a Rubén Santos Becerro conformaron el equipo nacional en el Mundial de Asturias David Arcay que lograba además la plata en el apartado individual, Andrés Torres que entraba también en el top-10 con su noveno puesto en la general, Jordi Oliveras, Ander Pérez e Iñaki Muñoz. Todos protagonistas de un nuevo logro de España en una disciplina como la pesca en la que es toda una potencia. Y con el acento leonés con la caña de Rubén Santos Becerro.

Aguas de oro para Rubén Santos Becerro
Comentarios