domingo. 04.12.2022
Europeo

La Alemania de Andreas Wolff pone a prueba a los Hispanos

La selección española se jugará el primer puesto ante el potente equipo germano

dl11p34g1

Partidazo el que se vislumbra hoy (18.15 horas, Teledeporte) en la localidad noruega de Trondheim, una de las sedes del Europeo de balonmano. Se miden las dos últimas campeonas continentales, Alemania, ganadora en 2016 al derrotar en la final precisamente a España, y los Hispanos, vigentes campeones de Europa. En juego la primera plaza del Grupo C. Los dos favoritos, con permiso de Holanda y Letonia, son los elegidos a priori para acceder a la siguiente fase. Ambas escuadras han ganado su primer partido con comodidad, los germanos a los holandeses y los españoles al combinado báltico.

Alemania es una selección en plenitud, con no excesiva veteranía y formada por una mayoría de jugadores que proceden de la potente Bundesliga. El bloque y una defensa rocosa, casi siempre al límite, son las señas de identidad de un equipo complicado, que va a exigir de los hombres de Jordi Ribera su mejor versión. Sus grandes estrellas son el portero Andreas Wolff (1,98 y 28 años), uno de los pocos que no juega el campeonato germano —milita en el Vive Kielce polaco—, y el extremo izquierdo Uwe Gensheimer (1,88 y 33 años).

El guardameta es un muro difícil de superar. Que se lo pregunten a los holandeses en el partido de la primera jornada, donde Wolff fue clave. Gensheimer, que milita en el Rhein-Neckar-Löwen, es pura calidad en la definición y un jugador de los que marcan las diferencias sobre el 40x20.

Junto a estos dos pilares, el técnico Christian Prokop ha incorporado jugadores más jóvenes, que son el futuro de esta selección siempre competitiva. Destaca el lateral izquierdo Julius Kühn, un lanzador de dos metros de estatura y 26 años.

La Alemania de Andreas Wolff pone a prueba a los Hispanos
Comentarios