martes. 06.12.2022

Ampliación de los pases de control

Más pescadores podrán disfrutar de los AREC,s esta temporada que se inicia a partir del domingo en León .
Pie de foto.

La aplicación de la Nueva Ley de Pesca en Castilla y León ha supuesto la pérdida de un número de licencias que puede cifrarse en unas 80.000 y que podrían ser más sin las que se sacan para pescar cangrejos, una afición que cuenta con gran tradición. La pésima gestión que, en la pasada temporada, han tenido los AREC,s (Aguas de régimen especial controlado) en las que se pueden aprovechar dos capturas, ha incidido aun mas, si cabe, en el desencanto del colectivo de pescadores tradicionales. Además hay que considerar que un importante número de licencias, las que se dan a mayores de 60 años y a niños, son gratis, y son muchos los jubilados que, aun teniendo licencia, han abandonado la práctica de la pesca. Basta con ir al río un día normal para comprobar los estragos que, en el número de pescadores, ha supuesto la mencionada Ley.

Los responsables políticos de la Junta son conscientes de este hecho y, aunque de forma parcial, han pretendido parchear el roto que ha causado la nueva Ley, aunque cuestión diferente es que lo consigan. Sin renunciar al control de los pescadores, que deben solicitar y conseguir un AREC, en los anexos a la normativa anual aparecen nuevos e interesantes tramos de pesca, bien diferentes a los que antes había y que en opinión de muchos pescadores parecían escogidos «a traición». También cambia la forma de elección que «a priori» resulta mucho más racional y equitativa, si bien habrá que esperar para comprobar sus efectos en los pescadores. Ente los nuevos AREC,s destacan por su calidad lo antiguos acotados de Marne y La Bañeza. Ambos tramos disponían de permisos hasta ayer incluso para el primer día de pesca.

Marne, en la parte final del río Porma, se extiende incluso a un par de tablas en el Esla desde su confluencia. Es un tramo muy bonito, con serenas tabladas y raseras, corrientes cantarinas y pozos con abundante maleza que sirven de refugio a las truchas. Comenzó siendo un coto intensivo de trucha común, repoblado regularmente con truchas de la piscifactoría de Vegas del Condado. Posteriormente pasó a régimen común y, aunque últimamente ha decaído mucho, y apenas se expedían permisos, su proximidad con la capital le convierte en un AREC muy atractivo. Los martes, miércoles, sábados y domingos se expedirán hasta treinta pases de control. En el antiguo coto de La Bañeza (Puente Paulón) se darán, durante los mismos días, hasta 24 pases. Este tramo bajo del Órbigo cuenta con el aliciente de sus grandes truchas. Además suele discurrir corto de caudal, lo que le hace muy atractivo para el pescador de mosca seca. Pero no son éstos los únicos tramos AREC que merecen la pena por lo que resulta conveniente repasar los anexos de la Orden General de Vedas publicados el pasado viernes día 26 de diciembre.

Desde el pasado lunes se vienen solicitando tanto los cotos sobrantes como los AREC,s. Dado que se ha limitado el número de pases y el número de pescadores por solicitud, el acceso a los mismos parece mucho más racional en la temporada que está a punto de comenzar. En todo caso y para quienes pescan sin muerte, los tramos libres ofrecen toda clase de posibilidades, tanto en los ríos regulados como en los naturales.

Ampliación de los pases de control
Comentarios