miércoles. 01.02.2023

Ocho años no son nada para un campeón

Isaac García, que durante 14 años compitió a los lomos de una moto, recuerda sus títulos autonómicos y el subcampeonato nacional
                      Isaac junto a su padre, también de nombre Isaac. MARIO MORÁN
Isaac junto a su padre, también de nombre Isaac. MARIO MORÁN

Han pasado ocho años desde que Isaac García Urbina se bajaba de una moto en un circuito. Lo hacía en uno de sus mejores momentos pero lastrado por la falta de apoyos económicos que hubieran podido hacer más extensa una carrera que iniciaba 14 años antes nada menos que en un escenario mítico y con solera dentro del deporte de las dos ruedas, el del Gran Premio de Velocidad de La Bañeza.

En su retina aún aparecen instantáneas que rememoran sus dos títulos de campeón autonómico de Supersport (fue el primero en estrenar palmarés en esta categoría) y el que guarda con más cariño sin desmerecer al resto, el de subcampeón de España a los lomos de una Kawasaki ZX10R. Por aquel entonces ya oteaba en el horizonte la posibilidad de afrontar el europeo y el Mundial, pero en ambos casos Isaac tuvo que mirar hacia otro lado ante la falta de recursos. Una situación que sin duda alguna aún le causa dolor al recordarla pero que lamina y minimiza con los buenos momentos que a lo largo de casi década y media le dejaron sus retos sobre una moto en los mejores circuitos españoles.

«El principio fue durísimo sin sponsors, yendo a las carreras en el coche de mi padre (su primer fan y su mano derecha en ese dilatado y exitoso trayecto sobre una moto) y un carro abierto sin mecánicos, durmiendo en los asientos del coche después de conducir toda la noche. Esa época era de viajes y carreras a pistas lejanas pero me consolidaron con experiencia en el los campeonatos Manchego, Madrileño, Motodes, Valenciano, Murciano… No no llegaba ningún titulo pero si grandes experiencias y forjarse duro en el motociclismo nacional», apunta Isaac en su retrospectiva de aquellos primeros años a los lomos de una motocicleta.

Para el piloto leonés (a pesar de no competir sigue disfrutando sobre una moto), «la falta de sponsors hacia temblar la carrera y nos pensamos muchas veces dejarlo pero gracias a la persona de mi padre Isaac  García Alonso (su esfuerzo e hipotecarse económicamente la familia con mi madre también), que trabajó sin descanso con el apoyo a ciegas de empresas leonesas pudimos mejorar y crear nuestro propio equipo de competición así nació Eleven Racing Team». Y de ahí a afrontar un horizonte con mejores perspectivas y más ambicioso en el plano deportivo.

Paso decisivo hacia adelante

Para Isaac García Urbina esta nueva situación con una estructura más seria y el paso a la categoría Supersport 600 unido al trabajo como piloto privado de Yamaha posibilitó que llegaran los primeros éxitos. «Así, en la primera vez que se disputaba un Campeonato de Velocidad de Castilla y León nos llevamos el primer puesto en las dos primeras ediciones de forma consecutiva siendo el primer campeón en la historia de la velocidad en esta Comunidad». Un logro que para Isaac tiene un lugar destacado en sus vitrinas y que también ha quedado grabado en la historia del motociclismo castellano y leonés.

Pero tocaba dar un paso adelante, tal vez algunos. Y así el piloto leonés abría de par en par las puertas a la categoría reina de Superbikes 1000cc. «La cosa se ponía seria y se necesitaba tener técnicos y mecánicos de nivel mundial. Y así se hizo, con el apoyo de Kawasaki España y con Rafa, Miguel Álvaro y la ayuda de Palmeto Madrid/GV Racing se llegó al Campeonato de España y pruebas puntuables para el Europeo». Su calidad y persistencia le permitía a Isaac seguir escribiendo con letras mayúsculas en su palmarés. Y también el de este deporte en León. Nada menos que con el subcampeonato de España de Superbikes y el mismo peldaño en el cuadro de honor de Motodes.

Y nuevos retos. Ya para el 2015. «El ultimo año 2015 se presentaba con un proyecto enorme con un patrocinador leonés, una empresa super potente y un millón de euros de presupuesto. Pero la tardía presentación de los minutos en directo de televisión por parte de la Federación nos llevó a bajarnos de la moto y la retirada en la mejor forma como piloto física y mental. Triste pero en realidad satisfecho por lo logros conseguidos y haber llevado a León por todo el territorio nacional y parte de Europa».

PEDROSA, STONER, NOYES...

Con nostalgia pero también con la satisfacción de haberlo dado todo y competido con pilotos de talla mundial como Stoner, Pedrosa o Kenny Noyes, Isaac García Urbina no se olvida a la hora de dar las gracias a «un sponsor durante años, ya que las instituciones nos cerraron las puertas cuando dejamos de competir a nivel laboral y fue Manuel Rilo su familia y la dirección del Hipermercado E.Leclerc León con Emilio Seijo al frente los que me acogieron dentro y junto a mas de 150 compañeros cada uno de una calidad inmejorable y con un cariño indescriptible los que me hacen pasar los días de una manera que, aunque las motos y el motociclismo están y estarán de por vida en mi corazón, ellos consiguen que duela menos».

Ocho años no son nada para un campeón
Comentarios