jueves. 02.02.2023

La Argentina del jugador del Reale Ademar Gonzalo Carou se anotó ayer un triunfo de prestigio en su debut en el Mundial de España al superar a Montenegro por 28-26 en un vibrante partido que se decidió por el acierto de los jugadores argentinos en el tramo final.

En un duelo muy igualado, férreo y rocoso ante la selección de Montenegro, los hermanos Simonet, Pablo con 5 goles, y Diego con 7, se han bastado para llevar al éxito a los albicelestes, que ofrecieron un gran espectáculo coral en todas sus líneas. Carou hizo dos goles.

Los balcánicos no pudieron frenar el carácter luchador de los argentinos, y Pablo Simonet y Federico Fernández tomaron los galones de su equipo con buenas definiciones y aprovechando las superioridades numéricas.

Distinta suerte tuvo la selección de Brasil de Felipe Borges y Jordi Ribera. Cayeron ante Alemania por un contundente 33-23.

Los latinoamericanos plantaron cara a los campeones de 2007 en los primeros 30 minutos, pero los germanos, con Steffen Weinhold y Kevin Schmidt como máximos anotadores, pusieron el primer triunfo en su casillero en este mundial, con un juego de menos a más y siempre solvente.

Sin embargo, los brasileños han metido el miedo en el cuerpo a los teutones con un gran inicio, muy concentrados y efectivos en ataque ante una defensa alemana con grietas pese al buen papel del guardameta Heinevetter.

Aunque el demoledor inicio de Alemania en la segunda mitad, con un parcial de tres a cero (15-10), despertó a los de Jordi Ribera de su sueño y allanó el camino para un cómodo triunfo.

La Argentina de Carou da la sorpresa
Comentarios