sábado 5/12/20
BALONMANO

Arrolladora dosis de esperanza

El Abanca Ademar vapulea sin piedad al Puerto Sagunto para sumar su cuarta victoria consecutiva y alimentar su fe en la remontada que le lleve a acabar la liga en puestos europeos

Quedan tres jornadas para que acabe la liga y el Abanca Ademar sigue vivo en la pelea por entrar en Europa, algo casi impensable hace apenas un mes. Los hombres de Dani Gordo sumaron ayer su cuarta victoria consecutiva (40-27) en un nuevo ejercicio de autoridad que les llevó a apabullar literalmente al Puerto Sagunto. Curiosamente, los valencianos fueron el equipo que infligieron a los leoneses su derrota más abultada de esta campaña (42-37) en la primera vuelta. Ayer les pagaron con la misma moneda y además sumaron su cuarta victoria consecutiva para seguir alimentando el sueño de terminar la competición en puestos de competición europea. Indudablemente, el Abanca Ademar vive su mejor momento y su triunfo de ayer, el más holgado de esta campaña plena de luces y sombras, así lo atestigua. Ahora, sólo resta pedir que no se termine la buena racha y esperar.

Poco acostumbrados a partidos tranquilos, los aficionados disfrutaron ayer en el Palacio de un segundo tiempo pletórico donde el equipo leonés circuló dos velocidades por encima de los valencianos. El abultado resultado final no refleja la igualdad de los primeros treinta minutos ni la incertidumbre perceptible en la grada cuando a falta de menos tres minutos para el descanso el Puerto Sagunto estaba uno arriba.

El Ademar fue ayer un equipo de salidas fulgurantes. No toques lo que funciona. El viejo axioma lo siguió al comienzo el Ademar apostando por un 5-1 defensivo con Mellado de adelantado. Se encontró igual respuesta en el Puerto Sagunto pero el nivel de eficacia no fue el mismo como reflejó el 4-0 a los cuatro minutos con Mikel Aguirrezabalaga como brazo ejecutor y Yeray Lamariano parando todo lo que le llegaba. Pero no iba a ser tan fácil. Malasinskas empezó a dejar detalles de su clase y lidera un parcial de 2-5 que pone a uno a los valencianos. No todo iba a ser coser y cantar está claro. El magnífico arranque de partido del Ademar deriva en un juego totalmente atascado en ataque y en una obcecación en hacerlo insistentemente por el centro.

Manteniendo la defensa 5-1 el partido entra en una fase de acción-reacción donde el Ademar es capaz de mantener una renta exigua que le permite mandar en el marcador pero con el puerto Sagunto soplándole en la nuca. Tanto que a falta de cinco minutos se ponen por encima (14-15) con un tanto de su rocoso pivote Nacho Plaza, que estaba firmando un auténtico roto en la defensa ademarista. Un arreón de coraje final permite al Ademar irse al descanso tres arriba: 19-16 con acciones eléctricas de Carrillo y Kristensen.

En la segunda parte se repitió el guión inicial pero esta vez con fractura profunda y efecto duradero. En cinco minutos los leoenses endosan al Puerto Sagunto un parcial de 5-1 que abre una brecha importante. La defensa se hace mucho más compacta y la velocidad de las acciones del Ademar cogen a la contra a la defensa valenciana una vez sí y otra también. Los pivotes Piñeiro y Almeida parecen extremos finalizando jugadas y Dimitrievski lanza con acierto a la carrera. En el minuto diez la renta leonesa sube a 27-18 y el partido está sentenciado. Para su desgracia, el Puerto Sagunto sufre la grave lesión de uno de sus referentes, Bernatonis, que sufre rotura del tendón de Aquiles y de Sladic, tocado en una rodilla que acaban de dinamitar sus escasas opciones.

Arrolladora dosis de esperanza
Comentarios