miércoles. 06.07.2022

Un gol de Iago Aspas, de penalti, en el tiempo de descuento permitió al Celta reencontrarse con la victoria ante el Mallorca (4-3), que sigue su caída en picado tras encadenar su cuarta derrota consecutiva en Balaídos, donde igualó en tres ocasiones y recibió el último gol cuando jugaba con un hombre más. El brasileño Thiago Galhardo surgió para reactivar al Celta cuando más lo necesitaba el equipo de Eduardo Coudet.

Aspas culmina la fiesta de los goles en Balaídos
Comentarios