miércoles. 07.12.2022
Fútbol | Tercera División

El Atlético Astorga vuelve a tropezar con el Real Ávila

Gonzalo se lleva el balón a pesar de la oposición de un jugador abulense. ISABEL GARCÍA

El Atlético Astorga cayó (1-0) frente al Real Ávila con un gol en los primeros compases.

Rubo era el máximo realizador, pero Calderón era el más eficiente. Lo demostró en los minutos de la basura y en los de titular. Mojó ante la Cultural B aunque no valiera de mucho aún con Rubo en el banquillo por culpa de la fiebre, y lo hizo con el madrileño ya en la Arandina. La espantada de Rubo le dejó vía libre para ser titular ante el Atlético Astorga y el ecuatoriano no faltó a su cita. Ocho minutos jugados y 1-0 en el marcador. Porque el nuevo ‘9’ del equipo no dudó en lanzarse en plancha cuando Sito centró al área desde el lateral en semifallo. Llegó mordido el balón, botó en el césped pero el ecuatoriano olió sangre para lanzarse en plancha para, con la coronilla, desviar el cuero al palo largo, donde no la esperaba Raúl. Ni él ni nadie. Ni siquiera un Atlético Astorga al que la jugada le llegó a pie cambiado mientras miraba si Taranilla, sobre el césped, conseguía recuperarse.

Se recuperó el ‘8’ y recuperó el balón el Astorga. Se durmió el Real Ávila, que perdió fuelle y fuerza. Se hizo con el ritmo el equipo de Miñambres, que no terminaba de verlo claro. Ni Amor, que se encontró con los guantes de Alberto, ni José Manuel, que no encontró portería, metieron en dudas a un Real Ávila que acarició el segundo –minuto 26– en una jugada rocambolesca. La peleó Calderón, que no da por perdido nada, la continuó Rubén Ramiro, que habilitó a Edu López, y el lateral entró en el área para lanzar el pase. La desvió Raúl hacia su portería, caminó el balón sobre el alambre de la línea de gol, y Manu Moreira y Calderón se lanzaron a rebañar el 2-0. Fue más ávido Uña, que despejó con todo. Y mientras las miradas se centraron en el área astorgana, en el centro del campo se montaba la tangana. Chocaron sus cabezas, se empujaron con el pecho y Rivera García mostraba amarilla a Javi Amor y Domingo. Había cuentas pendientes. Santín y Garretas se tomaron las matrículas.

El Ávila se jugaba el orgullo y los astorganos el play off. Ya se quedaron sin ellos la temporada pasada en el Adolfo Suárez y esta puede volver a pasar lo mismo tras consumar su derrota.

El Atlético Astorga vuelve a tropezar con el Real Ávila
Comentarios