domingo 22/5/22
atletico
El Atlético Bembibre, durante un partido, en una imagen de archivo. DL

El Atlético Bembibre venció ayer al Diocesanos-UCAV por 1-0, en un encuentro en el que ninguno de los equipos se jugaba algo importante. Podría valer un titular como que "El Bembibre pone los goles y el mismo asistente resta dos", por fuera de juego que solamente vio él. Un claro penalti recogido por las cámaras sobre Del Castillo, que fue agarrado por el cuello y derribado cuando iba a rematar un centro, también en el debe arbitral. 

De inicio, el equipo rival pareció tomar el envite más en serio, pero la intensidad fue menguando a partir de la doble ocasión de Vicente, a los seis minutos, que Ivanildo se encargó de desbaratar. A partir de ahí, el dominio fue totalmente local, tanto que a los trece minutos, Jorgue pudo abrir el marcador, pero sería Willy en el diecinueve, quién lo hiciera, al rematar una perfecta jugada por la banda derecha que sirvió Marcos en bandeja a su compañero para que abriera la lata. Del Castillo en el treinta y uno, pudo poner el segundo, pero su remate de cabeza lamió el larguero rival. Cuatro minutos después, sería el visitante Fer, quién desde muy lejos, disparó sobrepasando a Ivanildo y pegando su chut en el larguero, botando cerca de la línea de gol, pero volviendo al área el esférico, dando la impresión de gol, pero que ni los visitantes reclamaron. Con la delantera en el marcador para los rojiblancos se llegó al descanso.  

A vuelta de vestuarios quiso imponer el ritmo el Diocesanos, colgando balones y buscando jugadas de estrategia. El equipo de Miñambres cerró bien los huecos y esperó agazapado, robando balones en las circulaciones visitantes. Cuando transcurría el minuto cincuenta y ocho, el visitante Aitor remató un centro desde la izquierda, en el área pequeña, enviando el cuero a las nubes. El Atlético Bembibre pasó a ser dominado y buscaba los contraataques. Puente en el minuto setenta no llegó a rematar un pase de gol de Santín justo para meter el pie, lo que hubiera dado el gol de la tranquilidad. Se anuló un gol a Puente en el minuto ochenta y otro más anulado a Gonzalo, que disparó desde fuera del área en el minuto ochenta y cinco. Ambos por fuera de juego que se inventó el asistente de la grada. Al final, los tres puntos se quedan en casa con más incertidumbre de la necesaria. 

El Atlético Bembibre logra la permanencia de forma matemática
Comentarios