domingo. 25.09.2022
futbol
futbol

Un lustro después, el Atlético de Madrid regresa a San Siro con el mismo anhelo, con su irrenunciable ambición de la Liga de Campeones (21.00 horas, en Movistar Liga de Campeones); entonces con la final perdida en los penaltis ante el Real Madrid y ahora con un partido crucial contra el Milan, al que visita hoy advertido por su momento, por el crecimiento de su rival y por la suma importancia del duelo.

«No me detengo tanto en ese momento (en el dolor por la derrota en la final de 2016 en San Siro), sino que me centro en el presente», despejó ayer Diego Simeone, cuyo equipo está de nuevo bajo presión, porque aún no ha alcanzado un nivel ni siquiera reconocible; y porque el 0-0 de la primera jornada en casa contra el Oporto descubre aún más necesidad este martes: una victoria vislumbraría un futuro prometedor; una derrota lo complicaría todo.

Lo sabe el Atlético, que se mueve en ese filo con el que ya ha convivido unas cuantas veces en la Liga de Campeones, que tiene una exigencia especial y que no permite apenas errores, menos aún en un grupo con el aspecto tan competitivo como el suyo, con el Liverpool como el otro adversario de un cuarteto aún sin pronóstico.

Y, encima, con las dudas que sobrelleva ahora el conjunto rojiblanco, que rebusca nuevas ideas para contraponer a los nuevos problemas que le plantean sus rivales, con la expresividad que tuvo en ese sentido la derrota del pasado sábado contra el Alavés (1-0), mientras Simeone reclama más agresividad en las áreas.

El Atlético enfrenta su primera final ante un Milan necesitado
Comentarios