martes 29/9/20
Fútbol | Copa del Rey

El Atlético de Madrid no quiere sorpresas en León

En ataque, el equipo colchonero sólo ha marcado ocho goles en sus 10 partidos fuera en esta Liga La Cultural le espera en Copa
El delantero argentino del Atlético de Madrid Ángel Correa. JAVIER ETXEZARRETA
El delantero argentino del Atlético de Madrid Ángel Correa. JAVIER ETXEZARRETA

Once horas y media después de confirmar el 2-0 en contra ante el conjunto vasco del Eibar en Liga, el Atlético retomó los entrenamientos en la Ciudad Deportiva de la localidad madrileña de Majadahonda con los citados Koke y Diego Costa al margen del grupo. También siguen su puesta a punto Thomas Lemar, Kieran Trippier y José María Giménez, los otros tres futbolistas que se perdieron el choque del sábado en Eibar. Este jueves (21.00 horas en el Reino de León) espera ya la Copa del Rey, con la visita en los dieciseisavos de final y a partido único a la Cultural.

En ataque, el Atlético sólo ha marcado ocho goles en sus 10 partidos fuera en esta Liga. Mientras, los ocho tantos en contra suponen un balance defensivo dentro de la normalidad, entre medias de los mejores y los peores a lo largo de esta era a estas alturas, las ocho dianas a favor son el peor registro ofensivo con Simeone.

El conjunto rojiblanco se ha adelantado en el marcador cinco veces, de las que ganó tres y sufrió el empate en dos; en cambio, comenzó por detrás en tres ocasiones. Y en ninguna ganó. Ni en las dos derrotas contra la Real Sociedad (2-0) y el Eibar (2-0) ni en el empate contra el Sevilla, aunque entonces sí hizo méritos (1-1).

Sólo seis futbolistas suyos han marcado algún gol a domicilio. Y nada más uno, Álvaro Morata, ha aportado más de uno, con tres. Joao Félix sólo ha logrado uno. Y sólo una de las ocho veces que ha batido la portería contraria corresponde al primer tiempo, el 0-1 de Diego Costa en Mallorca. Las otras siete, a la segunda parte.

El conjunto rojiblanco se ha adelantado en el marcador cinco veces, de las que ganó tres

Una muestra también de la bipolaridad del equipo como visitante, dentro de un mismo partido. En Ipurua acusó su puesta en escena. Su plan inicial. Sin ambición. Tan repetitivo en el debe del Atlético como las explicaciones en ese sentido a pie de campo de Saúl Ñíguez.

6 de octubre. 0-0 en Valladolid. «La primera parte no hemos entrado como teníamos que entrar. Ya son varias veces que nos pasa lo mismo. Y la segunda parte siempre vamos remando, cuando nos tenemos que dar cuenta de que tenemos que ir a por los partidos desde el primer minuto», dijo entonces el centrocampista español.

6 de noviembre. 2-1 en Leverkusen. «Otra vez hemos tirado la primera parte, como muchas veces esta temporada. No hemos estado y cada vez queda menos tiempo y tenemos que aprender ya (...) Parece que vamos remando siempre contra corriente en la segunda mitad, porque regalamos la primera. Y esto no tiene que ser así», afirmó.

Este sábado. 2-0 en Eibar. «El inicio otra vez fue malo. Ya ha sido muchas veces esta temporada. El problema es de los jugadores, individualmente de cada uno, de meterse en el partido», dijo.

El Atlético de Madrid no quiere sorpresas en León