jueves. 06.10.2022

Nadie intuía a estas alturas de temporada, ya al borde del fin de la primera vuelta, que el Atlético de Madrid iba estar cómo está, en la quinta posición, con la Liga imposible y deprimido por cuatro derrotas seguidas, ni tampoco que el Rayo Vallecano iba a ser el equipo que marca la pauta en la Liga de Campeones, cuarto en la tabla, invencible como local, menos resolutivo fuera, pero un punto por delante del equipo de Diego Simeone cuando ambos se enfrenten esta tarde (16.15/horas/Movistar LaLiga) en el Wanda Metropolitano.

Es un derbi al revés, marcado por la alta incidencia en el país de la Covid-19, que también ha afectado a los dos equipos: al Atlético, con cuatro bajas en este momento sobre el terreno (Joao Félix, Griezmann, Koke y Herrera) y pendiente de un segundo negativo para que Simeone pueda dirigirlo desde el banquillo; al Rayo, con ocho a día de hoy, aunque haya recuperado a otros nueve para sumarlos a los ocho efectivos que iniciaron los entrenamientos de la semana, además de Andoni Iraola. Los últimos en unirse al grupo, listos para el duelo de este domingo, han sido Stole Dimitrievski y Óscar Trejo.

No es una excusa para el Atlético, que está en depresión. Sus cuatro derrotas consecutivas en la Liga, sus 22 goles en contra a estas alturas de la temporada, rumbo a la peor primera vuelta de la era Simeone.

El Atlético necesita detener la hemorragia frente al Rayo Vallecano
Comentarios