sábado 22/1/22
                      Baeza posó ayer con la camiseta que ya estrenó el pasado domingo ante el Real Zaragoza. A. F. BARREDO
Baeza posó ayer con la camiseta que ya estrenó el pasado domingo ante el Real Zaragoza. A. F. BARREDO

«En el momento en el que surgió la opción de salir cedido a la Ponferradina lo tuve clarísimo. La confianza que me dio el míster también fue fundamental». Con esas palabras explicaba Baeza en la sala de prensa de El Toralín su llegaba al conjunto blanquiazul hace una semana.

La SD Ponferradina llevó a cabo ayer el acto de presentación oficial de Miguel Baeza como jugador blanquiazul, ese acto que antaño servía para conocer a los jugadores a su llegada a los clubes, pero que ahora éstos realizan cuando cuadra, incluso cuando ya llevan días o semanas en los mismos. Es el primer y por ahora único fichaje realizado pro la entidad berciana en este mercado de invierno que el lunes lleva a su ecuador. Recordamos que Baeza llega cedido del RC Celta, conjunto que lo firmaba la temporada anterior, cuando Óscar García entrenaba al primer conjunto celeste. Con Óscar y con Coudet tuvo protagonismo el pasado curso, pero en el actual ‘El Chacho’ sólo le ha concedido un minuto en Liga y 103 en Copa, lo que le llevó a aceptar la oferta de la Deportiva cuando solicitó su cesión. La operación cristalizó mediada la pasada semana y el día de Reyes Magos la entidad berciana anunciaba su incorporación.

En su presentación dejó claro que su presencia en la Deportiva puede ser un buen escaparate y una posibilidad de crecimiento: «Quiero crecer como persona y como jugador y ahora me han dado la opción de ser importante aquí. Éste es un club humilde y familiar, pero sobre todo es una entidad que lo está haciendo muy bien y es el mejor sitio para crecer».

El centrocampista andaluz resaltó que se adaptará a cualquier posición que le pida Bolo, aunque reconoció que en la que más cómodo se siente es en la de mediapunta. Y sobre su llegada y debut se mostró satisfecho: «Estoy muy agradecido a la ciudad, a la afición y a mis compañeros por el trato que me han dado. Me sentí muy cómodo en el campo, aunque fue una pena que se nos escaparan los tres puntos. En la primera parte tuvimos muchas ocasiones».

Por último, Baeza resaltó que el equipo va a pelear por intentar mantenerse en las posiciones de arriba y habló del estilo de juego de la Deportiva: «Soy un jugador más de asociarme, pero me viene bien adaptarme a un fútbol diferente, más agresivo y con más transiciones. Es un reto para mí».

Baeza, a crecer con la Deportiva