domingo 28/2/21
Fútbol | Liga

Bale continúa desaparecido

■ Isco tiró de repertorio en el golpe de autoridad del Real Madrid en El Sadar ■ El jugador galés perdió su enésima oportunidad de redención ante el Osasuna
Gareth Bale sigue sin encontrar el rumbo en el equipo merengue a pesar de sus oportunidades. ZIPI

En esa clínica de rehabilitación en la que Zinedine Zidane convirtió al Real Madrid tras un curso para olvidar, Isco volvió a demostrar en El Sadar que está plenamente reinsertado mientras Bale dejó escapar la enésima oportunidad de redención que le concedió el marsellés, que recuperó la versión más fiable de su equipo tras el mazazo copero y salió reforzado de uno de esos estadios donde se conquistan ligas. «Son tres puntos importantísimos», reconoció el preparador, que enfatizó que «había que sumar después de la derrota contra la Real» que puso sus rotaciones en tela de juicio. Huyó Zizou de experimentos ante Osasuna para saldar con otro triunfo, el quinto consecutivo en el campeonato doméstico, una de esas citas marcadas en rojo en el calendario del conjunto de Chamartín, relanzado esta vez por la magia de un futbolista que vuelve a sentirse importante y apuntalado por su solvencia a domicilio, de lejos el mejor visitante del torneo.

«En otros años nos costaba ganar en este tipo de campos y era donde tirábamos la Liga. Ahora estamos muy bien y vamos a estar ahí hasta el final peleando», reivindicaba Lucas Vázquez, ejemplo de esa capacidad de reflotación del técnico. «Era un partido importante para nosotros tras el palo de la Copa.

Fiabilidad blanca
El equipo de Zidane ha sumado veinticinco puntos de los treinta y seis jugados a domicilio

La victoria es importantísima en una semana difícil y ganar de la manera que hemos ganado dice mucho de nosotros», abundaba el gallego, que sentenció a pase de Benzema un combate que había encanallado para los blancos el gol de Unai García.

Se sobrepuso con eficacia y personalidad un equipo que respiró con el retorno de Casemiro como guardia de tráfico, la sobriedad de un Courtois galardonado este lunes como mejor jugador de Primera en el mes de enero, la exhuberancia de Mendy en el carril zurdo y la clarividencia de Modric, partícipe en tres de los cuatro tantos del Real Madrid y clave con su despliegue en los minutos en que Osasuna atosigaba en pos del empate para sacar de la cueva a una escuadra que encontró en la pausa de Isco y Benzema su mejor brújula.

Veinticinco puntos de treinta y seis posibles contabiliza lejos del Santiago Bernabéu el Real Madrid, que ha domado recintos tan complicados como el Sánchez Pizjuán, Ipurua, el Coliseum Alfonso Pérez o El Sadar.

Bale continúa desaparecido
Comentarios