jueves 9/12/21

Sería incoherente y falso después del partido de ayer decir que los leoneses ganaron al Extremadura con sensaciones positivas o con evidente superioridad. Eso sí, se agarraron de manera fidedigna a las acciones a balón parado dada su importancia en el juego en esta categoría, y con ello pudieron sacar el encuentro adelante y sumar tres puntos importantes para salir un poco de la parte baja de la clasificación. Aunque como dice el dicho, los árboles no deben de quitar la visión del bosque, o para ser más precisos, los tres puntos de ayer no deben de impedir ver los numerosos aspectos a resolver, en un equipo que por su plantilla tiene una gran capacidad de mejora en adelante.

Ayer de nuevo el equipo culturalista repitió estructura, una organización 1-4-4-2 en el que Obolskii y Solis partían como jugadores más adelantados, y en el que Ketu y Aarón intentaron generar profundidad exterior. El segundo un día más mostró gran versatilidad ocupando posiciones interiores, bien en acciones de ruptura con línea rival fija o en asociaciones interiores cuando había dificultad en juego posicional. Sufrió mucho el equipo con balón, la presión alta del Extremadura obligaba a los leoneses a mostrar otros recursos que no fuesen las salidas planas con central-lateral-pivote y el equipo no tuvo soluciones para ello. Esto provocó una incomodidad evidente en dichas salidas propias, y un ritmo de juego bajo y discontinuo que además de impedir progresiones ofensivas limpias que impedían ocasiones claras, transmitía malas sensaciones hacia la grada. Primero un balón al larguero y luego el gol de Rubén Mesa tras recoger una mala acción técnica en el blocaje de Sotrés, ponían el partido de nuevo con resultado en contra. Aunque como decíamos el equipo encontró la salvación en las acciones a balón parado, primero en un golpeo de libre directo de Castañeda en una falta en la frontal, que había sido provocada por una buena recepción de balón directo de Obolskii. El gol de la victoria en un saque de esquina golpeado por Nahuel Arroyo a la zona alejada, que remató de cabeza Amelibia liberado de marca.

Como conclusión, de nuevo queda remarcada la importancia de las acciones a balón parado en esta categoría, en la que en un partido como el de ayer puede servirte como recurso para sacarlo adelante.

El balón parado como sustitutivo
Comentarios