domingo. 27.11.2022

El Eintracht alemán, verdugo del Betis el jueves, será el próximo escollo del Barcelona en la Liga Europa, en la que si supera el cruce se encontrará con el ganador de la eliminatoria entre el West Ham inglés y el Lyon francés como paso previo a la final de Sevilla, en la que los azulgrana serían locales.

Después de quedarse como único representante de la Liga española, tras la eliminación del Betis y el Sevilla, ambos en la prórroga, el sorteo de la Uefa fue generoso con el equipo de Xavi Hernández, que además afrontará en su estadio los partidos de vuelta tanto en los cuartos de final como en las semifinales.

Relegado a la Liga Europa como tercero de su grupo en la Liga de Campeones y tras un primer enfrentamiento con el Nápoles, el Barça se deshizo anoche del Galatasaray en Estambul, donde Pedri y Aubameyang remontaron un partido que se le puso en contra a los cinco minutos, para seguir adelante como gran candidato al título.

Para hacerse con él, tendrá que superar ahora al Eintracht, que anoche necesitó llegar a la prórroga para dejar fuera al Betis, eliminado con un autogol en el último minuto de esta.

Clasificados para cuartos como primeros de su grupo e invictos en esta competición, los alemanes del Eintracht están en mitad de la tabla de su liga, después de haber enlazado su segunda victoria seguida el pasado fin de semana ante el Bochum (2-1), gracias en buena parte a la solvencia de su portero Kevin Trapp.

El otro enfrentamiento de cuartos por el mismo lado del cuadro del Barcelona lo jugarán los ingleses del West Ham y los franceses del Olympique Lyon, que eliminaron al Sevilla y al Oporto, respectivamente.

El equipo de David Moyes tuvo que llegar a la prórroga para frenar la andadura del Sevilla en su competición fetiche, de la forma más dolorosa este año en la que el club será el anfitrión de la final. Lo hizo con un gol del ucraniano Andriy Yarmolenko.

El Barça espera al Eintracht y al ganador del West Ham-Lyon rumbo a Sevilla
Comentarios