domingo 29/5/22
                      Los jugadores del FC Barcelona celebran el gol de Jordi Alba que dio la victoria a los dirigidos por Xavi Hernández. VIDAL
Los jugadores del FC Barcelona celebran el gol de Jordi Alba que dio la victoria a los dirigidos por Xavi Hernández. VIDAL

El Barcelona estará en la próxima edición de la Liga de Campeones. El conjunto que dirige Xavi Hernández certificó en el Benito Villamarín un pase a la máxima competición continental que ha sufrido toda la temporada y que no iba a ser menos el día de sacar el billete. Los culés se impusieron al Betis (1-2) en un duelo que llegó al descuento con empate en el marcador tras los goles de Ansu Fati y Marc Bartra y en el que Jordi Alba apareció como salvador en el minuto 94 para asegurar la presencia de los azulgranas entre los más grandes un año más.

Dispuesto a aguar la fiesta. Así salió el Barça a un Benito Villamarín inmerso en su particular Feria de Abril. El feudo verdiblanco se engalanó para homenajear a los suyos por la consecución de la Copa y para vivir una auténtica final por la Champions. 46.000 gargantas vibraron con un inicio de partido en el que se notaba en el ambiente lo que había en juego, un billete para la máxima competición continental. Lo sabía Xavi, que juntó filas, apostó por el pase seguro y estiró a Ousmane Dembélé, la apuesta segura en un inicio en el que el galo fue, una vez más, la llave. De sus botas salieron las dos ocasiones más claras de los culés en una primera parte que fue de más a menos para los azulgranas.

Prueba de ello es que el Betis logró sacarse de encima sin demasiado esfuerzo la presión culé en campo contrario. Los de Pellegrini son un equipo versátil, que sabe jugar con el balón pero que se adapta a las necesidades del choque y que rápido supo encontrar entre líneas a jugadores importantes como Fekir y Canales. Los dos magos verdiblancos aparecieron para nivelar el choque y comenzar a sembrar un caos que pudo fructificar antes del descanso si Guido Rodríguez no se hubiera estrellado con la madera en un disparo desde fuera del área o si Pezzela no hubiera rematado demasiado centrado tras un saque de esquina.

Tras la reanudación, el Barça estaba en apuros y Xavi recurrió de emergencia al mejor de los antídotos. Ansu Fati no tiene aún la chispa de antaño pero mantiene intacto el instinto. El joven extremo, de apenas 19 años, saltó al césped y detonó de inmediato una bomba en su segundo balón. En medio de un millar de piernas, controló el esférico en la frontal y como si estuviera en un ‘green’ de golf engañó al palo corto a Rui Silva para subir el telón de otro partido. El nuevo encuentro era un correcalles en el que el Betis iba a responder con un certero cabezazo de Marc Bartra que ponía las tablas y desataba un huracán contra la portería de Neto. Los verdiblancos se volcaron y dejaron libre una vía para que Jordi Alba terminara con todas las esperanzas de los de Heliópolis. El lateral conectó un zurdazo en el minuto 94 y puso fin a la agonía culé esta temporada. El Barça estará en Champions un año más.

El equipo culé demostró sacar fuerzas para un final de temporada que apunta al subcampeonato.

El Barça sella billete a Champions
Comentarios