viernes. 19.08.2022

El Barcelona convence al Bayern y ficha a Robert Lewandowski

El delantero polaco firmará con el equipo de Xavi hasta el año 2025
                      Robert Lewandowski firma por el Barça hasta 2025. LESZEK SZYMANSKI
Robert Lewandowski firma por el Barça hasta 2025. LESZEK SZYMANSKI

Robert Lewandowski ya es jugador del Barça. El delantero polaco será la punta de lanza del proyecto de Xavi Hernández después de que la entidad culé y el Bayern de Múnich hayan alcanzado un acuerdo en torno a los 45 millones de euros fijos más cinco en variables. ‘Lewy’ firmará hasta el año 2025 y cumplirá su deseo de vestir de azulgrana tras un verano de continuos tiras y afloja entre ambos clubes que ha terminado con el nueve donde quería estar, en el Camp Nou.

El culebrón del verano ha llegado a su fin y el Barcelona tiene lo que quería, el delantero soñado, Robert Lewandowski. Se acabaron las respuestas ambiguas, los retrasos del jugador en la ciudad deportiva de Säbener Strasse y las cuentas de la lechera para hacerse con uno de los arietes más cotizados de la última década. Lewandowski es culé después de hasta cuatro intentonas en forma de ofertas que finalmente han terminado con el Bayern claudicando ante la propuesta definitiva, la de 45 millones fijos y cinco más en variables que suman los 50 ‘kilos’ en los que desde el primer instante se enrocó el club alemán, inflexible ante la marcha de uno de sus referentes.

Para llegar a esta situación el Barça y el propio Lewandowski han tenido que sudar tinta china. El Bayern no quería vender a un jugador que continuaba siendo fundamental en los planes de su entrenador, Julian Nagelsmann, y Mateu Alemany se encomendó desde el primer instante a la voluntad del futbolista, que iba a presionar con su salida hasta límites insospechados dada su larga trayectoria en el conjunto germano. «Es posible que haya jugado mi último partido con el Bayern», dijo al acabar la temporada.

Fue el punto de partida de un largo camino de desgaste que continuó a lo largo de todo lo que va de verano. «Se trata de buscar una solución, he pedido al club el visto bueno para un traspaso», afirmó el polaco en junio, dos semanas antes de regresar a los entrenamientos del Bayern. Allí , en Säbener Strasse, se pudo ver a un ‘Lewy’ desconocido, impuntual a la hora de llegar por las mañanas y apático ante una nueva pretemporada en la que no estaba en el lugar deseado.

De forma paralela, el Barça se encontraba inmerso en una operación compleja. Lo era para un club que debía activar las famosas palancas económicas y lo era para una entidad que debía negociar con un club que se había plantado en los 50 millones de euros. El Bayern no iba a bajar de esa cifra bajo ningún concepto y eran los Mateu Alemany y compañía los que debían acercarse a esas pretensiones. El Barça se puso manos a la obra. Ofreció primero 30 millones, luego 32, después 40 y, por último, 45 ‘kilos’ fijos más cinco en variables. Una propuesta irrechazable por un jugador que termina contrato en un año, que cumple 34 en agosto y que ya había manifestado su deseo de ir al Barcelona.

El Barcelona convence al Bayern y ficha a Robert Lewandowski
Comentarios