viernes 16/4/21
Baloncesto | Estrella en la NBA con sangre de aquí

Barea: «Quiero ser español por el amor a la tierra de mi familia»

El base de Dallas con raíces leonesas aseguraba hace unas fechas que su sueño era jugar en la ACB
Hakim Warrick disputa un balón al «leonés» José Juan Barea

león

Conoce León por sus recuerdos de pequeño cuando en alguna ocasión disfrutó de unos días de vacaciones en la provincia y España por su viaje a Barcelona cuando era ya un universitario y por ello ha dejado de soñar con volar algún día a la tierra de sus ancestros. Por ese motivo el base titular de los Dallas Mavericks José Juan Barea decidió hace algo más de dos años reclamar la nacionalidad española a pesar de que hoy en día su presente se encuentra en la NBA donde ha logrado labrarse un hueco a pesar de entrar por la puerta de atrás al no ser elegido en el draft del 2006.

El propio JJ Barea confesaba hace unos meses a los medios de comunicación norteamericanos que su deseo de convertirse en ciudadano español se debió a su madre. «Decidí nacionalizarme por mi madre, por el cariño que tengo a la tierra de sus antepasados y porque además del habla (Barea domina perfectamente el español) creo que uno no debe olvidarse de sus raíces (su abuela era leonesa)». Y ese deseo puede convertirse en realidad en el 2009. «Mi primera opción era lograr el pasaporte con un año de residencia en España pero como no ha podido ser debido a mi contrato con los Dallas busqué otra vía y esa fue la de mi familia. Yo desciendo de españoles y me siento también español», aseveraba en pequeño base de los Mavericks en una entrevista realizada a un diario en español en el verano.

Barea sabe que no podrá jugar en la Selección aunque eso es un mal menor porque ya ha confesado que si un día tiene que hacer las maletas desde la NBA rumbo a España «lo haría con mucho agrado». Su equipo preferido es el Barcelona aunque quien sabe si León también podría ser su final. Por ahora su reto es mantenerse entre los titulares de la franquicia de Dallas con la que buscará repetir presencia en los play-offs por el título al lado de los Nowitzi, Gerald Green, Jason Kidd, Stackhouse o Erick Dampier, todo un elenco de estrellas de las que está aprendiendo mucho. Su importancia en el equipo, al que llegó de puntillas, es también notoria hasta el punto de disfrutar de más de 25 minutos en las últimas entregas ligueras. Sus cuatro puntos, dos asistencias y casi dos rebotes son por ahora números aceptables aunque cada día que pasa en progresión. No hay que olvidarse que esta es su segunda temporada en el equipo tejano y que sólo cuenta con 24 años. «Tengo mucho que aprender todavía y en esta liga nunca debes descuidarte». Por si acaso dos equipos de la ACB ha preguntaron en su día por las posibilidades del dentro de unos meses hispano-puertorriqueño. «Fueron el Barcelona y el Unicaja aunque fue un contacto con mi agente casi superficial». Y es que Barea, un NBA con sangre española, en concreto leonesa, sabe que su segunda casa tiene las puertas abiertas para él, que de niño ya visitó en vacaciones y que en su adolescencia repitió. Un recuerdo para el base de Dallas que no ha borrado de su memoria.

Barea: «Quiero ser español por el amor a la tierra de mi familia»