sábado. 04.02.2023
raids. dakar 2013

Barreda domina en el caos

Victoria de etapa para el español ante el desconcierto de los líderes. El francés David Casteu lidera la carrera en motos por delante de Despres.
 El español Joan Barreda conduce su motocicleta Husqvarna.

El piloto de motos español Joan Barreda (Husqvarna) se llevó la octava etapa del Dakar, entre las ciudades argentinas de Salta y San Miguel de Tucumán, mientras que el francés David Casteu (Yamaha) se convirtió en el líder del rally.

Barreda ganó con una amplia ventaja sobre sus perseguidores y se aprovechó de que un grupo de pilotos que lideraba la jornada se ha perdido en el kilómetro 118.

El francés Cyril Despres (KTM) terminó en el undécimo puesto a más de 16 minutos del español. El chileno Francisco ‘Chaleco’ López (KTM) cedió más de 26 minutos y el galo Olivier Pain (Yamaha), que lideraba la carrera, perdió 37 minutos.

David Casteu es el nuevo líder con una renta de 9:26 sobre Despres, segundo. El portugués Ruben Faria (KTM) marcha tercero y ‘Chaleco’ López, cuarto, a doce minutos del liderato.

Olivier Pain pierde la primera posición y ahora es quinto, a 16:10 del líder.

El segundo clasificado de la etapa, que tenía 183 kilómetros cronometrados, fue el estadounidense Johnny Campbell (Honda), que llegó a 7:04 de Barreda.

El eslovaco Ivan Jakes (KTM) fue tercero y el portugués Pedro Bianchi (Husqvarna), cuarto.

La española Laia Sanz (Gas Gas) obtuvo una sorprendente decimotercera plaza, a casi 17 minutos del ganador. Los también españoles Jordi Viladoms (Husqvarna) y Gerard Farrés (Honda), llegaron a San Miguel de Tucumán en la posición 21 y 24, respectivamente.

Los primeros puestos de la clasificación general podrían sufrir alguna modificación en las próximas horas, ya que Cyril Despres cambió anteayer el motor de su KTM, por lo que será penalizado con quince minutos.

Joan Pedrero es el primer español en la tabla general, en el puesto decimoséptimo.

Agresivo al volante por naturaleza, el catarí Nasser Al-Attiyah está en este Dakar más manso que de costumbre, a la espera del momento oportuno para lanzar el zarpazo final.

«No tomo ningún riesgo. Trato de mantener el coche de una pieza y acabar sin problemas, aunque pierda algo de tiempo», explica, relajado y sonriente, en el campamento del rally.

Hasta ahora la estrategia le ha funcionado. Marcha segundo en la clasificación a tres minutos y catorce segundos del francés Stéphane Peterhansel y parece el único capaz de disputarle el trono a ‘Monsieur Dakar’.

Este Dakar tiene algo distinto para Al-Attiyah. Por primera vez se siente realmente involucrado en el proyecto del equipo. Es su proyecto.

Barreda domina en el caos
Comentarios