lunes 11.11.2019
Fútbol | Segunda División

El bendito problema de Bolo

■ El técnico de la Deportiva tiene a toda la plantilla a su disposición para viajar a Santander ■ Hoy tendrá que hacer ocho descartes para conformar la lista
Jon Pérez Bolo, durante un entrenamiento de la Deportiva en el Anexo de El Toralín. L. DE LA MATA
Jon Pérez Bolo, durante un entrenamiento de la Deportiva en el Anexo de El Toralín. L. DE LA MATA

Por primera vez esta temporada, Jon Pérez Bolo ha podido trabajar esta semana con todos los integrantes de la plantilla de la Deportiva para preparar el partido de mañana ante el Racing de Santander en El Sardinero. La recuperación de Noguera, que era el único que quedaba en la enfermería blanquiazul, ha permitido al técnico vasco realizar unas sesiones diferentes, con todos los jugadores implicados en los ejercicios.

 

En su comparecencia de ayer ante los medios previa al partido, Bolo confesó que «estoy muy contento por tener a todos. Es un problema para nosotros a la hora de hacer la convocatoria, pero bendito problema. Siempre queremos que todos estén al cien por cien, y aunque unos están mejor que otros, seguimos trabajando fuerte. La Liga es muy larga y habrá contratiempos, por eso tenemos una plantilla amplia, para poder elegir y buscar soluciones a los problemas».

 

Tanto es así, que después del entrenamiento que el equipo llevará a cabo esta mañana, el último de la semana, Bolo tendrá que descartar a ocho jugadores para conformar la convocatoria definitiva para viajar a Santander por la tarde y enfrentarse al Racing mañana en El Sardinero.

 

En breveRETOS A CORTO PLAZO

 

Una vez más, el entrenador deportivista rechazó referirse a la situación del equipo en la tabla y lo zanjó diciendo que «sé que vamos séptimos porque me lo dice mucha gente. Es una buena clasificación y son buenos puntos, pero sólo miro a los tres puntos contra el Racing y a conseguir la tercera victoria seguida, que es algo que se ha hecho pocas veces» (en Segunda División, sólo una). Además, el equipo berciano puede firmar su mejor arranque en Segunda si gana en El Sardinero: «No lo sabía, es otro objetivo, pero hay que ganar al Racing para conseguirlo».

 

Respecto al partido en sí, Bolo tampoco mira a la situación clasificatoria de los cántabros, penúltimos en la tabla: «No están en buena situación, pero el fútbol quizá no ha sido muy justo con ellos, porque se les han escapado muchos puntos. Conozco bien El Sardinero y sé que habrá un gran ambiente para ayudar a su equipo a ganarnos. Será difícil, porque ellos necesitan ganar y nos lo pondrán complicado. Para nosotros será una prueba de fuego para demostrar que la Deportiva está haciendo las cosas bien».

El bendito problema de Bolo