sábado. 25.06.2022
Raid

Bispo supera la primera criba

El piloto de raíces bañezanas acaba la etapa prólogo en el puesto 90 y octavo de su categoría

En coches Carlos Sainz arranca con susto y en un lugar retrasado

Alexandre Bispo firmó una etapa prólogo del Dakar con sensaciones positivas. CASTELLS

Alexandre Bispo (Expresso Racing) ya rueda en el Dakar 2021. El piloto de raíces bañezanas levantaba ayer el telón a su segunda presencia en el raid más importante y duro del calendario mundial superando con cierta solvencia la etapa prólogo en la que se decidía el orden de salida para la jornada inicial de hoy entre Jeddah y Bisha, de 622 kilómetros (277 cronometrados) sobre pista dura puede dar algún susto a los pilotos que no vayan atento.

Bispo lograba completar los pocos kilómetros de la prólogo con un tiempo de 11:21.30, el 90 de todos los participantes en motos y nada menos que el octavo de su categoría, demostrando que además del reto inicial de poder acabar la prueba que este año repite por territorio de Arabia Saudí también puede dejar su impronta con una clasificación destacada.

Por lo que respecta a los favoritos,m y en este caso en coches, Carlos Sainz, que defiende el triunfo cosechado hace un año, se llevó un susto. Sin consecuencias, pero que le sirve de advertencia para los próximos días. Solo había recorrido dos de los once kilómetros de la etapa cronometrada cuando su copiloto, Lucas Cruz, le advirtió de que parara: habían pinchado. Se bajaron, activaron el sistema del gato hidráulico automatizado con el que cuenta el Mini, cambiaron el neumático afectado, bajaron el coche y continuaron. «No empezó muy bien, ya que en el primer kilómetro sufrimos un pinchazo, pero bueno, es lo que hay. Lo importante es cómo acaba», se conformó el ‘Matador’, consciente y muy veterano ante lo que puede venir por delante.

En total fueron solo 36 segundos perdidos con respecto al primer ganador, Nasser Al-Attiyah. El catarí abrirá hoy pista pese a que su tiempo fue igualado por el inesperado Brian Baragwanath. El sudafricano, que procede de los quads (ganó en 2016, con polémica), se llevó la victoria ‘ex aequo’, aunque saldrá segundo con su Century en la primera jornada de carrera en condiciones.

En motos, el campeón Ricky Brabec no dio pie a la sorpresa. El estadounidense tiene claro que en las dos ruedas no hay margen para especular, sino que debe tirar desde el primer minuto para evitar sustos. En esta clase, en cualquier momento puede haber una caída que le deje fuera de carrera. Sin embargo, consciente de que la primera etapa ya será muy dura, el propio corredor admitió que quizá tenía que haber aflojado. «No sé si es lo mejor ganar la prólogo. No era tampoco lo que pretendía».

Bispo supera la primera criba
Comentarios