domingo. 03.07.2022

Bolo se despide de la Ponferradina

El técnico vasco confirma su marcha después de cuatro temporadas en el cargo Hoy va a dirigir en Lezama el 176º y último partido al cuadro berciano y la entidad blanquiazul ya prepara su relevo
                      Bolo, emocionado, durante la rueda de prensa en la que anunció su marcha e hizo balance. L. DE LA MATA
Bolo, emocionado, durante la rueda de prensa en la que anunció su marcha e hizo balance. L. DE LA MATA

Se acabó. Jon Pérez Bolo anunció ayer que su trayectoria en la SD Ponferradina está a punto de finalizar. Eso sí, dejó una puerta abierta a una segunda etapa en un futuro. Acompañado en la sala de prensa sólo cuatro de sus ayudantes en el cuerpo técnico, Bolo empezó la conferencia de prensa de cada viernes hablando del choque de hoy ante el Amorebieta, pero en la tercera pregunta se le preguntó si éste sería su último partido con la Deportiva, y así contestó: «Sí, es el último partido de este trayecto de cuatro años. ¡Ojalá que en un futuro pueda volver a defender estos colores y sentirme orgulloso y querido como lo he hecho durante este tiempo! Ya se lo he comunicado al club, a mis jugadores y a los compañeros del cuerpo técnico y cuerpo médico. He sido muy feliz, soy muy feliz y estoy muy orgulloso de haber defendido este escudo; de haber peleado por esta afición, que me ha dado todo, y lo más importante es la Deportiva, esté quien esté».

Bolo profundizó en sus explicaciones y se emocionó bastante cuando intentó resumir lo vivido en estas temporadas: «Es imposible resumir estos cuatro años. He tenido vivencias en esta tierra que recordaré para siempre. Vine solo, estuve solo dos años, lo pasé mal con la pandemia lejos de mi familia y luego pude traerla para aquí como era mi sueño. Ha sido un trayecto increíble y sólo tengo palabras de agradecimiento para todo el mundo, especialmente para la afición, que me han hecho sentir la persona más querida del mundo. Lo único que quiero es que me recuerden como una buena persona. He intentado ayudar a mis jugadores y me lo han dado todo. Me llevo muchos amigos y una familia berciana».

Bolo insistió, como ya había hecho en la recogida del Premio Jabalí, que su continuidad o no dependían de dinero: «No me encuentro con fuerzas para dar el 200% por el equipo y por eso doy un paso a un lado». Sin embargo, tras apuntar eso, no descartó entrenar la próxima campaña.

Varios equipos de Segunda División han mostrado su interés por hacerse con los servicios del preparador vizcaíno, en especial el Leganés, como ya apuntamos el pasado domingo tras la derrota deportivista contra el propio conjunto pepinero. Es más, también querría a dos futbolistas titulares del conjunto berciano y a otro ex jugador de la Ponferradina.

A la espera

Hoy el equipo juega su último partido en Vizcaya y tras el choque el plantel regresará a Ponferrada. El último entrenamiento de la campaña podrá ser mañana, pasado o con el término del mes. Lo que parece claro es que el club no tardará mucho en presentar al nuevo inquilino del banquillo. Si nada se tuerce. Éste será Rubén Albés, cuyo nombre ya empezó a asomar por El Toralín hace varias semanas, incluso cuando aún restaban varias jornadas para acabar el campeonato. El vigués se ha mostrado muy interesado en el proyecto de la Deportiva.

Bolo se despide de la Ponferradina
Comentarios