miércoles. 06.07.2022
Manolo Cadenas en un momento del entrenamiento de ayer del Abanca Ademar. FERNANDO OTERO

Guilherme Borges ‘Santista’ sumó ayer su segunda sesión con el Abanca Ademar a las órdenes de Manolo Cadenas. El pivote internacional brasileño, que ya trabaja en la dinámica de grupo del plantel leonés, considera que en un par de semanas estará al mismo nivel que el resto de compañeros. Precisamente las necesarias para llegar al inicio de la Liga el próximo 11 de septiembre en el Palacio frente al Antequera.

«El recibimiento ha sido increíble por parte de toda la gente del club y de la plantilla y cuerpo técnico y ahora queda poner de mi parte para acortar los plazos de adaptación porque estoy a un mejor nivel del que creía», comentó. En todo caso, es consciente que necesitará «ayuda extra de todos por estar un paso por detrás del resto y por eso cualquier apoyo será bienvenido».

En su, de momento, corta experiencia con el equipo leonés, con el que se ha comprometido para las tres próximas temporadas, Borges ya ha tenido ocasión de comprobar la juventud que atesora la plantilla que dirige Manolo Cadenas «con muchos jugadores nuevos, pero con una calidad muy alta en todos».

En su posición compartirá minutos con el internacional griego Liapis y con el serbio Soljic, dos jugadores a los que ve «diferentes, pero todos complementarios y pudiendo aportar al equipo en facetas distintas». Sobre las diferencias que ha encontrado entre el balonmano brasileño y español, el pivote de 22 años cree que ya ha constatado «la importancia que se les da a los detalles en los entrenamientos, con sesiones más técnicas y tácticas, siempre buscando la mejora y la perfección». Su debut con el Abanca Ademar llegará el fin de semana en la IV Copa Castilla y León, para posteriormente afrontar la Supercopa de España en Torrelavega antes del estreno liguero.

Borges se ve listo en dos semanas
Comentarios