martes 19.11.2019
FÚTBOL | SEGUNDA DIVISIÓN B

«Hay un buen grupo y eso se refleja en la cancha»

Roberto Fernández, el boliviano de la Cultural, afirma: «Hay que seguir preparándose. Es mejor corregir cuando se gana»
Roberto Carlos Fernández, el lateral izquierdo boliviano de la Cultural, se siente muy a gusto en el equipo leonés con el que aspira a conseguir el ascenso a Segunda. Dl
Roberto Carlos Fernández, el lateral izquierdo boliviano de la Cultural, se siente muy a gusto en el equipo leonés con el que aspira a conseguir el ascenso a Segunda. Dl

Roberto Carlos Fernández (Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, 12 de julio de 1999) demuestra jornada a jornada sus dotes como futbolista en las filas de la Cultural, a las órdenes de José Aira. Desbancó de la titularidad a Julen Castañeda, ya recuperado de sus dolencias físicas. El lateral izquierdo boliviano manifiesta con respecto al comportamiento del equipo leonés y a la victoria sobre el Leioa (2-0): «Fueron unas sensaciones muy buenas, pero pudimos hacer mucho más de lo que hicimos». A continuación, expresa su estado de ánimo: «Contento porque la verdad es que hay linda familia y un buen grupo. Eso se refleja en la cancha de juego. Repito, estoy muy contento por ello».


Roberto Carlos Fernández prefiere referirse al grupo que no al aspecto individual: «El tema personal viene en conjunto con el equipo y va en relación con el equipo. Si el equipo va bien todos estamos bien. Hay que seguir. Es mejor corregir cuando se gana. Hay que seguir preparándose y continuar dándolo todo».

 

El lateral izquierdo boliviano Roberto Carlos Fernández se incorporó a la disciplina de la Cultural procedente del Blooming en los últimos coletazos del mercado de fichajes de verano. El jugador sub-23 que llegó a un acuerdo con los rectores del club leonés ha tratado de ir ganándose la confianza del técnico José Aira desde el primer día en León, en una posición en competencia con Julen Castañeda por la titularidad.

 

Roberto Carlos Fernández se esfuerza en cada uno de los entrenamientos para ganarse los minutos que el técnico le sitúe en el equipo y así seguir poniéndole difícil un puesto en el once a su compañero Julen Castañeda.

 

El lateral izquierdo boliviano se enroló en la Cultural tras desvincularse de su último club, el Blooming. Con 20 años y considerado como uno de los jugadores con mayor proyección de su país afronta una nueva aventura en este caso en el fútbol español de la mano de una Cultural que aspira a lo máximo en la categoría. Eso sí, ha sido necesario el pago de su cláusula para que Roberto Carlos Fernández haya podido cambiar de aires y encontrar acomodo en la disciplina culturalista.

 

Su entrega y capacidad futbolística las demostró el domingo en el triunfo frente al Leioa.

«Hay un buen grupo y eso se refleja en la cancha»