martes 24/5/22

El primer mes de la temporada de pesca en los ríos leoneses ya se ha cumplido. Y el balance no puede ser mejor para los pescadores, tanto para los madrugadores como para los que esperaron algunos días para dar rienda suelta a su afición.

La trucha, sin duda alguna la estrella en los ríos de la provincia, ha cumplido e incluso mejorado las expectativas que apuntaban a un buen número y con ejemplares de notable tamaño. En las masas de agua, tanto reguladas como no la presencia de este pez está siendo bastante alta eso es un factor positivo a tener en cuenta. La situación de los rios en cuanto a los caudales también está ayudado aunque hay que tener en cuenta que en el caso de los de montaña con el paso de la temporada y también la mejoría climatológica esta ha ido progresivamente convirtiéndose en mejor.

La climatología también ha ayudado en este primer tramo de la temporada por lo que se puede decir que en el primer mes las sensaciones no han podido ser mejor. E incluso se espera que a lo largo de este mes de mayo y en junio las perspectivas sean incluso más positivas en una campaña que en los ríos no regulados o de montaña, salvo excepciones, finalizará el 31 de julio. Para los regulados por embalses se extenderá hasta el 15 de octubre. Tempo suficiente para que los aficionados y practicantes de la pesca puedan disfrutar de una pasión que tiene a la provincia de León como referente nac=ional, tanto por pescadores como por kilómetros de masas de agua.

Buen número de truchas para una temporada que sigue en positivo
Comentarios