martes 24/5/22

Buena pesca... y lo que espera

La temporada en los ríos leoneses suma sus primeras cuatro semanas en clave positiva Ríos como el Órbigo, Esla o Porma ofrecen unas condiciones notables
                      Las aguas del río Órbigo dan la cara. En la imagen Álvarez Tejedor en una jornada de pesca. DL
Las aguas del río Órbigo dan la cara. En la imagen Álvarez Tejedor en una jornada de pesca. DL

Apenas han transcurrido cuatro semanas desde que la temporada de pesca levantara el telón en los ríos leoneses. Y en todo este tiempo los aficionados han podido disfrutar de jornadas en clave positiva en la mayoría de los escenarios, algo que ya se preveía aunque sobre el terreno lo han corroborado los numerosos pescadores que han desempolvado sus cañas en una campaña que se extenderá hasta el 31 de julio en los ríos no regulados o de montaña mientras que en los regulados la fecha tope es la del 15 de octubre.

Precisamente en estos segundos es donde las condiciones son más favorables, con ríos como el Órbigo en el que tanto a nivel de población truchera como de caudal de agua el panorama actual y también venidero transita en clave que supera con creces el aprobado para acercarse al notable. No es de extrañar en masas de agua como la del Órbigo, ampliamente demandadas en cuanto a cotos o Arecs por los aficionados. Tampoco en otros escenarios como el Porma cuyo primer tramo de la temporada está transcurriendo por cauces, nunca mejor dicho, bastante reseñables para los aficionados que no han perdido el tiempo y desde las primeras jornadas han dado rienda suelta a su pasión.

Otros como el Esla también está contando con condiciones propicias para la buena pesca por citar sólo algunos ejemplos de ríos en los que el primer tramo de la temporada está resultado incluso mejor de lo esperado.

En otros casos como el Sil habrá que esperar algunas jornadas para que las condiciones mejoren en un escenario siempre espectacular para la pesca. También en el Omaña que en la actualidad se puede decir que no presenta condiciones favorables a la espera de que baje el caudal y las aguas se templen un poco. Los aficionados que tengan pensado tirar la caña en el Luna también tendrán que hacer un ejercicio de paciencia esperando a que la campaña acumule más días de desarrollo. En este caso a diferencia de los anteriormente citados debido al poco caudal que presenta en estos días.

Se puede decir que en los ríos regulados, como se esperaba, e incluso mejor, las condiciones están favoreciendo un primer mes con sensaciones muy positivas por parte de los pescadores, tanto en la modalidad con muerte como sin muerte. En cuanto a los no regulados o de montaña, como es habitual, habrá que mirar a que las semanas vayan transcurriendo no sólo por el caudal, también por la temperatura del agua, en la actualidad fría aunque sin duda alguna conforme la primavera vaya transcurriendo y se acerque el verano esa circunstancia tornará a ser más cálida.

Si en los cotos el inicio de la temporada de pesca ha sido favorable, incluso mejor de lo esperado, en cuanto a los Arecs y EDS leoneses la situación se está presentando similar.

Y en estos escenarios tan favorables la estrella, la trucha, también cuenta con argumentos en número y tamaño relevantes. La población de este pez es destacada con cifras más que positivas. Y por si todo esto fuera poco la presencia de cormoranes, cuyo alimento es precisamente la trucha, se ha reducido de manera clara por lo que la amenaza para ella también ha bajado de manera ostensible.

Ahora queda seguir disfrutando de una temporada que apunta a unos meses más que satisfactorios en los muchos kilómetros de masas de agua en la provincia.

Buena pesca... y lo que espera
Comentarios