viernes 03.07.2020
Fútbol | Primera División

Camavinga, primera opción

El Real Madrid va a reforzar la medular y el jugador del Rennes es el favorito de Zinedine Zidane La posibilidad de que el club blanco lo fiche es muy alta
Camavinga, en primer término, es codiciado por varios equipos importantes. DL
Camavinga, en primer término, es codiciado por varios equipos importantes. DL

El Real Madrid, a pesar de la renovación de Casemiro hasta 2023 mantiene su intención de reforzar la medular y Eduardo Camavinga es su gran objetivo al convertirse en el favorito de Zinedine Zidane, aunque su contratación es muy problemática.

Ls prensa francesa anunció días atrás que el Rennes, su actual equipo, no lo va a dejar salir por menos de 75 millones de euros porque lo considera prioritario para su proyecto y su contrato no termina hasta 2022.

El pasado jueves el nuevo presidente de la entidad gala -el anterior, Olivier Létang, fue despedido por negociar con el Real Madrid por Camavinga- desveló una nueva pista acerca de las intenciones de la entidad con el jugador ante el interés de grandes equipos europeos con los blancos a la cabeza por delante incljuso del PSG, otro de los grandes interesados en su fichaje.

El Rennes tiene claro que quiere seguir contando con el galo de 17 años, la revelación de la Ligue 1, pese a que el jugador manifestara recientemente que: «Mi futuro lo veremos al final de la temporada, cuando es realmente necesario».

Por otro lado, Marcelo afirmó que ahora que están «más cerca de empezar otra vez» la Liga Santander -se reanudará el día 11 de junio con el Sevilla-Betis- «las ganas sólo aumentan».

El defensor brasileño, que completó una nueva semana de entrenamientos con el conjunto de Zinedine Zidane en esta especie de minipretemporada tras el parón por la pandemia del coronavirus, declaró a RealMadrid TV que nunca les había «pasado estar tanto tiempo sin entrenar en el campo y las ganas de jugar al fútbol desde que dejamos de jugar fueron aumentando».

La vuelta a los entrenamientos, primero de forma individual y luego por grupos, ha sido para Marcelo «un poco diferente» a lo que estaban habituados. «Hay que sacar el lado positivo de todo y ya estamos acostumbrados a la rutina».

Camavinga, primera opción