domingo 20/9/20
Pesca

Cañas rumbo al oro en Tasmania

■Castro Pinos y García Ferreras lideran la remontada de España que en la última jornada defiende el primer puesto en el Mundial ■ David, tercero en la individual
Los pescadores leoneses en el Mundial de Tasmania, Pablo Castro Pinos y David García Ferreras. DL
Los pescadores leoneses en el Mundial de Tasmania, Pablo Castro Pinos y David García Ferreras. DL

España tiene gen de campeona. También los leoneses Pablo Castro Pinos y David García Ferreras. Así lo están demostrando en el Mundial de salmónidos que se celebra en Tasmania y donde Pablo y David junto a sus compañeros de selección iniciaban esta madrugada hora española la recta final hacia un nuevo entorchado universal, el mismo que ya han alcanzado en otras ocasiones y que defienden tras su éxito de hace un año en Italia.


Hoy debe ser un gran día para ellos. Y para la pesca española que sigue mostrándose como un referente. En Australia lo han dejado patente en un campeonato a cinco entregas (la última concluye hoy antes del mediodía en España). Y en ella Pablo Castro Pinos y David García Ferreras esperan volver a escuchar el himno de España en lo alto de un podio que se han estado labrando con méritos sobrados. Y eso que la competición no comenzaba como esperaban. Ni los dos leoneses ni el resto de integrantes del la selección como Julen Aguado , David Arcay y Jordi Oliveras. Río y lago no le eran favorables en la primera jornada y a pesar del buen hacer de los leoneses la general les ofrecía un 12º puesto, lejos de las preseas.

 

Pero nada está dicho en el deporte y menos en la pesca. La segunda jornada iba a corroborarlo logrando España escalar hasta la sexta posición y a un suspiro del podio. Más cerca lo iban a tener una vez disputado el tercer día en el que David García Ferreras hacía ‘diabluras’ en el agua para situarse también a nivel individual en puestos cabeceros. David se situaba segundo por detrás de uno de los representantes australianos mientras que Castro Pinos también remontaba el vuelo. España se situaba cuarta y con opciones de todo a falta de dos mangas.

 

La penúltima iba a ser espectacular. A pesar de que David pasaba a ocupar la tercera posición pero aún con opciones de mejorarla (firmaba el octavo puesto de su sesión), su resultado y el del resto de compañeros no hacía sino que catapultar al combinado nacional al liderato. El primer puesto en su grupo de Julen Aguado, el segundo de Pablo Castro Pinos y el sexto de Jordi Oliveras eran fundamentales para contabilizar 146 puestos y con ello la mejor de las cifras para situar a los leoneses y sus compañeros de fatigas en el puesto más relevante empatados con Francia y a ya una considerable distancia de la República Checa, tercera provisional con 162 mientras que el resto de puestos los ocupaban Finlandia, cuarta con 164, Italia quinta con 165 y Estados Unidos sexta con 180.

 

Todo un panorama de lo más favorable posible para revalidar la corona de campeones. O al menos hacerse un sitio en el podio. Esta madrugada hora española comenzaba la batalla final con Pablo Castro Pinos y David García Ferreras dispuestos a darlo todo y a luchar por el metal más preciado en el Mundial de Tasmania.

Cañas rumbo al oro en Tasmania