domingo 13/6/21
Fútbol | Segunda División B

La cantera del Celta avasalla a la Cultural

Cultural 0 Celta B 3 El filial celeste atropella al equipo leonés en un partido en el que el visitante Solís anota los tres goles que pudieron ser bastantes más en un Reino decepcionado
El rostro de Dioni Villalba lo dice todo. Vale más una imagen que mil palabras, tras el ridículo de la Cultural frente al filial del Celta en el Reino de León. MARCIANO PÉREZ

El Celta B con tres goles anotados por Solís se lleva un merecidísimo triunfo del Reino de León (0-3) y reduce su distancia con la Cultural en la lucha por las tres primeras posiciones del Subgrupo 1C que conducen a disputar el play off de ascenso a Segunda División. El equipo culturalista fue muy inferior al filial celtiña durante los noventa y tantos minutos de partido.

El Celta B con la presencia de alguno de sus juveniles más destacados pasó por encima de la Cultural en un partido que se presuponía más igualado, de acuerdo a la clasificación de ambos conjuntos, en el que el equipo leonés aventajaba antes del encuentro en cuatro puntos al filial vigués. Sin embargo, los celestes fueron muy superiores al cuadro culturalista, al que doblegó con tres goles que pudieron ser alguno más, sobre todo por las muchas ocasiones que gozaron sobre la portería defendida por un acertado Andoni Zubiaurre, el más destacado de los locales. Incluso Jordan desaprovechó un penalti cometido por Cristian Galas en la primera parte al enviar el lanzamiento al palo izquierdo de la portería culturalista.

Lo peor del encuentro a estas alturas de la temporada fue que los dirigidos por Íñigo Idiakez apenas tuvieron acercamiento al área rival a lo largo de todo el partido. Todo lo contrario que el Celta B, que desaprovechó ocasiones para golear a un rival que se escondió en su cueva, limitándose a despejar balones al patadón y sin ningún criterio. Defensa superada una y otra vez por un adversario lleno de futbolistas formados en la cantera celeste. Defensas centrales justitos para la categoría a los que los niños celtiñas, que algunos ya conocen la Primera División, sacaron los colores y las vergüenzas. Un centro del campo sin consistencia, demostrando escasa calidad con la ley del mínimo esfuerzo. El visitante Jordan dio una lección de lo que es un mediocentro de equipo, comprometido y eficaz en el juego de conjunto. No acertar a alojar el penalti en las mallas le dio aún más capacidad para liderar un grupo pleno de cantera. Eso sí es base en una equipo de Segunda B y no la que predica Felipe Llamazares con la boca llena de aspirantes a futbolistas que vienen a León a hacer turismo y a pagar por ello a una Cultural que sigue con su negocio, pero sin futbolistas de León en el primer equipo.

El marcador lo abrió Solís. Lo amplió el propio Solís y la cuenta la completó otra vez Solís. Para entonces, la mitad de la afición culturalista que ayer acudió al estadio en un número de 2.688 ya estaba de camino a sus domicilios, por la vergüenza que sintió que unos niños te saquen los colores en su propia casa.

El conjunto de Idiakez salvó los muebles en la primera mitad, en la que lo mejor fue el resultado, porque el filial celtiña tenía que haberse retirado ya con mucha ventaja en el marcador.

Ya en la segunda parte, los integrantes de la cantera celtiña se mostraron de nuevo netamente superiores al cuadro culturalista. Solís hizo de ejecutor, pero la realidad y la moraleja de un encuentro para el olvido fue que el Celta B puso en entredicho a una Cultural muy floja en su Reino.

Al final pitos al equipo leonés por parte de su afición y también los procedentes del Fondo Sur con gritos en contra de Felipe Llamazares. Y es que la hinchada leonesa más joven no traga con las palabrería fácil del director general que habla de cantera, formación y un futuro culturalista de base como quien se refiere a metodología cuántica sin tener ni idea de lo que dice. La cantera trabajada la tiene el Celta. Ayer lo demostró. Además, con leoneses como máximos exponentes: Felipe Miñambres, Carlos Hugo y Diego Santos. La Cultural echó del campo a su afición, hasta en pandemia.

La cantera del Celta avasalla a la Cultural
Comentarios