martes. 06.12.2022

Ayer pudimos ver un partido en el que tanto los riojanos como los leoneses dejaron una evidente carencia de ideas, sobre todo cuando les tocaba proponer plan de juego con balón. Bien es cierto que la situación en la que ambos llegaban seguro que influyó en lo sucedido. Continuos parones en el juego, intento constante de cortar los intentos de transiciones ofensivas del rival y un palpable objetivo común de cometer los mínimos errores posibles. Con lo que todo lo que apuntamos, el resultado dado fue sin duda la consecuencia de todo lo anterior.

Los leoneses partían con escasas novedades, tanto en lo sistémico estructural como en los jugadores que participaron salvo la presencia de Buenacasa. El equipo volvió a jugar con una organización en 1-4-4-2 sobre todo cuando no tenía el balón, que variaba un poco cuando pasaba a atacar, ahí era el propio Buenacasa el que intentaba generar recepciones interiores en una zona por detrás de Ander Vitoria que fijaba centrales como referencia. Alberto Solís volvió a ocupar posición junto a Gaztañaga en el doble pivote, sin duda no parece ser esta demarcación en la que se puede sacar mayor rendimiento a un jugador con tales capacidades ofensivas. Sin balón el equipo leonés utilizó un repliegue intermedio, en el que por momentos se vio demasiado hundido posicionalmente en campo propio. Con balón había una intención clara de hacer daño en recuperaciones tras robo pero fueron escasas estas situaciones. En la segunda parte no hubo apenas cambios estructurales ni de plan de juego. El único atisbo de variante, fue con la entrada de Obolskii por Buenacasa, dejando dos delanteros más puros pero de poco o nada este cambio tuvo incidencia en el juego.

Por su parte los riojanos intentaron un juego más vertical sobre Aridane para provocar segundas jugadas. Guarrotxena intentó provocar peligro a través de transiciones cuando su equipo recuperaba el balón y apunto estuvo de conseguirlo en la segunda parte en una buena ocasión con disparo final que atajó Sotres. Destacar la utilización ofensiva del saque de banda directo en acciones laterales al área en el que la referencia de Aridane y su prolongaciones posteriores provocaron más de una situación de peligro.

Carencias de juego
Comentarios