martes. 27.09.2022

La Bañeza tiene muy bien ganado el calificativo de ‘Ciudad de la Moto’. Por méritos contraídos a lo largo de nada menos que siete décadas. Desde aquel año 1952 en el que en las fiestas de agosto debutaba una carrera que con el paso de los años se ha convertido no sólo en un referente nacional, también internacional. Pilotos campeones del mundo y números uno españoles se han fajado en un trazado urbano que puede presumir de ser el más longevo y a la vez extenso de cuantos existen. Ayer esa simbiosis entre pilotos, afición y ciudad quedaba plasmada en un Gran Premio espectacular, el más numerosos en cuanto a participantes y también espectadores de su historia.

Tras dos años de pandemia el Moto Club Bañezano con el apoyo del Ayuntamiento de La Bañeza y todos aquellos que han aportado su grano de arena han llevado a buen puerto una carrera que si en este regreso tras la pandemia ha sido todo un éxito, apunta para 2023 a cotas mayores. Seguro que así será. Y a todo gas.

Una carrera única que en su 70 aniversario batió todos los registros
Comentarios