martes. 16.08.2022
Deportes

El CD Isoba es fiel a sus raíces

El club madrileño que milita en la categoría Nacional Juvenil y compite en el grupo 3 junto a los equipos de Castilla y León toma su nombre del pueblo leonés de Isoba, lugar de donde procede uno de sus dueños
undefined
Integrantes del Club Deportivo Isoba. REDACCIÓN

"Las raíces tiran y la pasión mueve montañas", espeta Andrés Suárez al explicar el nombre del equipo de fútbol, el Club Deportivo Isoba, que fundó junto a su socio Marcos Álvarez y que milita en la categoría Nacional Juvenil.

Con la ilusión de crear una plataforma deportiva donde jóvenes futbolistas pudieran desarrollarse como deportistas y personas, en 2014 nació el Club Deportivo Isoba. Un proyecto humilde y de base pero con grandes sueños y una gestión moderna y profesional. Fundado por dos socios con raíces leonesas en Riaño y en Isoba, localidad del municipio leonés de Puebla de Lillo, el club tiene su filosofía y objetivos marcados.

Andrés Suárez, uno de los socios, explica como surgió el CD Isoba a través de sus antepasados: «Yo vivo en Estados Unidos, pero mi casa está en el pueblo leonés de Isoba. Justo cuando se cruza el Puerto de San Isidro, Isoba es el último pueblo de León». A continuación se refiere a los orígenes de su familia para razonar la denominación del equipo de fútbol como Isoba: «Mi bisabuela Elena García era original de Isoba y se casó con un profesor de la escuela de Isoba, mi bisabuelo. De esta relación nació mi abuelo Marcelino Sánchez. Entonces se fueron a vivir al concejo de Aller y pasado un tiempo edificaron una casina en Isoba, que es mi casa y donde paso yo todos los veranos. Estas son mis raíces. Me generan orgullo, tanto por Isoba como por mi casina. Es mi lugar de la tierra preferido. Además, mi madre es de Isoba y mi padre del concejo de Aller».

«Después conocí a Marcos Álvarez García, mi socio en el CD Isoba. Somos los dueños del club. Compartimos la pasión por el fútbol. Yo tengo 35 años y Marcos 40. Nos entedemos a la perfección. Tiene raíces en Riaño. Los dos jugamos antes a fútbol. Marcos de portero y yo de mediapunta. Me dedico a las finanzas y Marcos gestionaba equipos de fútbol de la Sierra de Madrid. Fundamos el club y para darle nombre no lo dudamos: Club Deportivo Isoba. Porque la tierra tira... Y mucho.

"No renunciamos a nada, el equipo aspira a ascender a la categoría de División de Honor"

A base de trabajo y esfuerzo, Andrés Suárez Sánchez y Marcos Álvarez García querían llevar a su club a competir con los mejores equipos juveniles de España. 

«Pero hacerlo sin cobrar a ningún futbolista por formar parte del proyecto y elegirlos por aptitud y actitud de cada uno de los futbolistas que componen el equipo que milita en la categoría Nacional Juvenil», afiman los dos propietarios del Club Deportivo Isoba.

Y la distancia no fue problema. Mientras Andrés Suárez desarrollaba su labor profesional en Estados Unidos e inyectaba al club de recursos y de su visión y estrategia para avanzar, Marcos Álvarez, por su parte, establecía las bases de la operación en Madrid y llevaba al Isoba a contar con las mejores infraestructuras de campo de juego, entrenamiento y cuerpo técnico. «Ahora en el 2022 el club está consagrado en Liga Nacional Juvenil y con muchísimo orgullo ha llegado a un acuerdo para formar parte de la familia de la Cultural y Deportiva Leonesa a través de un convenio de colaboración. Estamos orgullosos de codearnos con los mejores equipos de España. Además, nuestro objetivo está el de ascender a División de Honor. Antes de la pandemia estuvimos a punto de conseguirlo», aseguran Andrés y Marcos.

El CD Isoba es fiel a sus raíces
Comentarios