sábado 22/1/22
Balonmano | Cantera

Las chicas ya reinan en la cantera del Ademar

Las categorías alevín y benjamín del conjunto leonés ya cuentan con diez jugadoras en sus filas por primera vez en su historia. Por ahora, hasta que se sumen más, entrenan junto a los chicos a las órdenes de Luis Puertas
                      La cantera del Abanca Ademar ya cuenta con varias jugadoras en sus filas en categoría alevín y benjamín. Entrenan en Ventas Oeste junto a los chicos los martes y jueves. MARCIANO PÉREZ
La cantera del Abanca Ademar ya cuenta con varias jugadoras en sus filas en categoría alevín y benjamín. Entrenan en Ventas Oeste junto a los chicos los martes y jueves. MARCIANO PÉREZ

«Felices» e incluso «emocionadas» de vestir los colores del Abanca Ademar. Así se muestran las diez niñas que por primera vez en la historia del club integran una sección femenina. Un proyecto «en construcción» que cada semana «va tomando forma» de la mano de Luis Puertas, responsable de la cantera. «Queda mucho por hacer pero teníamos que dar este primer paso», insisten desde la directiva.

Las captaciones —que siguen abiertas— surten efecto. A fuego lento sí, como se gestan las grandes historias. De momento entrenan cada martes y jueves en el pabellón Ventas Oeste junto a los chicos de categorías alevines y benjamines e incluso —de no ser suficientes para competir en una Liga femenina— podrán hacerlo como equipo mixto en estos primeros años de formación como ya ocurre en otras disciplinas deportivas. De hecho entre técnicos y algunos padres esta segunda opción «es preferible» cuando son pequeños. Un modo casi perfecto de aunar integración y competitividad sana.

Sin prisa pero sin pausa

Las captaciones del club continúan para intentar que pronto sean muchas más jugadoras

La disciplina se erige como uno de los pilares que sustenta la cantera ademarista desde siempre aunque el también segundo en el banquillo de Manolo Cadenas otorga especial protagonismo a los juegos y la diversión dentro de los entrenamientos. «Aquí los resultados no importan». Solo se busca que las semillas terminen dando su fruto en el futuro o al menos que los valores del deporte calen en las nuevas generaciones.

Un nuevo templo

El ambiente en la pista es inmejorable. Todos acuden prestos minutos antes de las 19.30 horas a unas instalaciones que desde el pasado año se han convertido en el templo de la base del conjunto leonés. La antigua lona azul que utilizaban en los partidos europeos del primer equipo viste ahora el parqué de un pabellón que la directiva ha prometido acondicionar para que sea más acogedor y se convierta en parte del emblema del club.

                      Luis Puertas dirige las sesiones en el Ventas Oeste. MARCIANO PÉREZ

Por ahora son diez las jóvenes que se han sumado a los entrenos. M. P

La pandemia ha hecho estragos. De hecho todavía hoy sigue haciéndolos. Uno de esos daños colaterales se puede ver en las diezmadas categorías inferiores de la mayoría de clubes. La del Ademar no es una excepción. El miedo de muchos progenitores, la prudencia y a en ocasiones la falta de información impiden que los niños y niñas recuperen del todo la normalidad. Esta temporada son 130 los jóvenes que dan vida a los diferentes equipos de la base marista. Un número nada desdeñable que esperan siga aumentando en los próximos meses. No hay un plan claro sobre qué ocurrirá con estas diez valientes —seguro que pronto serán muchas más— cuando vayan subiendo de categoría. El club ha querido dar este primer impulso a un proyecto que vienen soñando desde hace años pero debe definir si apuesta por extenderlo a toda su estructura o no. Cabe también la posibilidad de que lleguen a un acuerdo con el Rodríguez Cleba, el club referente de la provincia en lo que a balonmano femenino se refiere, para que continúen allí su camino. Habrá que esperar.

                      Por ahora son diez las jóvenes que se han sumado a los entrenos. M. P.

Los entrenamientos incluyen numerosos juegos. MARCIANO PÉREZ

Lo que sí es una realidad ya es que la cantera ademarista cuenta entre sus filas con una decena de niñas que hasta esta temporada no tenían oportunidad de enfundarse la camiseta de su equipo. Un ejemplo que cunde cada vez con mayor fuerza en el deporte de la provincia. El fútbol fue uno de los que se aventuraron primero y los resultados son excelentes. Quién sabe hasta dónde serán capaces de llegar unas pequeñas que ahora mismo aprenden a posicionarse dentro de un terreno de juego, los movimientos básicos de ataque y defensa, la importancia del compañerismo para alcanzar los retos, la solidaridad y otros tantos valores que nadie como el deporte sabe transmitir. Y más cuando se trata de balonmano.

                      Los entrenamientos incluyen numerosos juegos. MARCIANO PÉREZ

Luis Puertas dirige las sesiones en el Ventas Oeste. MARCIANO PÉREZ

Las chicas ya reinan en la cantera del Ademar
Comentarios