lunes 1/3/21
Fútbol | Supercopa de España

Dos clásicos y un mismo objetivo

El Barcelona, con la duda de Messi, vuelve a una final tras un curso deprimente

El Athletic levanta el animo con sólo dos partidos de Marcelino en el banquillo

Messi se ejercitó ayer con el resto de compañeros del Barça. VIDAL

Barcelona y Athletic Club, los clasicómanos más coperos, se miden en el estadio sevillano de La Cartuja (21.00 horas, Vamos) en la final de la Supercopa, un duelo en el que el estado físico de Messi puede resultar determinante, y en el que el ahora técnico del equipo vasco, Marcelino García Toral, podrá quitarse la espina de no haber estado en la anterior con un Valencia al que había llevado previamente a la conquista de la Copa del Rey. Y es que el argentino ya no pudo jugar en las semifinales contra la Real Sociedad a causa de unas molestias musculares que arrancaron en el último partido liguero de los de Koeman.

Ccon Messi o sin él, el Barça es un equipo totalmente diferente. Con él, su desborde permite opciones a otros jugadores, que se sienten muy cómodos a su lado, especialmente Pedri, y últimamente de Jong; sin él, el trabajo del equipo es más coral y depende de otras circunstancias.

¿De qué? Pues del uno contra uno de Dembélé, de las llegadas en segunda línea de De Jong o de Pedri; de la voluntad de Griezmann, del trabajo de Busquets, de la fortaleza de Araujo y, evidentemente, de Ter Stegen. El alemán aupó a los suyos hacia la final. Tuvo grandes intervenciones de mérito durante el partido y fue determinante en la tanda de penaltis. El duelo será el cuarto que medirá a Barça y Athletic en una Supercopa (2-1 para los azulgrana) y el decimotercero en una final. En las nueve coperas disputadas, los catalanes también ganan en el total con claridad (6-3).

Además está en componente Marcelino García Toral, el nuevo entrenador del Athletic, quien en mayo de 2019 se sentó en el banquillo del Valencia en la final de Copa para llevar a la victoria de los ches (2-1). Tras ser destituido meses después, el técnico no pudo estar con el equipo valenciano en la Supercopa 2019.

Curiosamente aquella fue la única victoria de Marcelino al Barça, que en 22 partidos en diferentes competiciones acumular esa victoria, seis empates y 15 derrotas, la última hace unos días en San Mamés, en su estreno con el Athletic, en un partido en el que los azulgrana ganaron por 2-3. Koeman, a expensas de Messi, tiene que repensarse el equipo. Si no cuenta con el argentino, podría repetir el once que puso ante la Real, en el que sorprendió la entrada de Mingueza por Dest en el lateral derecho.

Aunque con la velocidad de Iñaki Williams, es muy probable que el estadounidense sea el elegido para equilibrar las transiciones en las que tanto daño hizo el Athletic en San Mamés.

bARCELONA
Clic sobre la imagen para ampliar

Dos clásicos y un mismo objetivo