miércoles. 08.02.2023
Baloncesto | Copa del Príncipe

Climalia León se corona en Melilla

La muñeca de Quinteros puso la puntilla a un Lobos Cantabria que apenas pudo plantar cara en la final; Aranzana vuelve a hacer historia en el equipo al lograr el primer título nacional
A la tercera fue la vencida. El Climalia León consiguió sacarse la espinita de las dos ocasiones anteriores y se adjudicó con absoluta brillantez una Copa del Príncipe, que tuvo un protagonismo claro en las manos de Paolo Quinteros. El triunfo de los pupilos de Gustavo Aranzana se fundamentó en una defensa en zona asfixiante y una efectividad demoledora en todas las posiciones de ataque, destacando por encima del resto, Quinteros desde el perímetro y Hughes en el interior de la zona. Prueba de ello, es el gran tercer periodo de los leoneses donde vapulearon al Lobos con un parcial de 31-13. Los nervios afloraron en ambos equipos durante los primeros instantes de la final, con pérdidas de balón de ambos conjuntos. No obstante, una vez superada la ansiedad habitual en un encuentro de tal magnitud, las muñecas de los jugadores se engrasaron, aunque eso sí el Lobos utilizó un mejor lubricante, al menos en un principio. Galilea estableció el 5-10 para los de Pablo Laso, pero dos triples consecutivos de Bulfoni y Quinteros, dieron la vuelta a las cosas (11-10) a 4:58 para la conclusión del primer parcial. Pero la diferencia no se quedó aquí, Quinteros mantuvo su eficacia en el lanzamiento exterior y con un triple más un sencillo tiro de dos completó un parcial de 12-0 en 2:40 de juego (17-10). El conjunto cántabro parecía grogui sobre el parquet del Melilla y no encontraban la manera de atajar la sangría de los discípulos de Aranzana. Hugues, con una jugada poderosa en la pintura establecía la máxima del partido (19-10) y ascendía el parcial a 14-0, aunque en la jugada posterior Lewis lograba anotar para Lobos. El único punto negro del León en este primer parcial fueron las faltas personales con las que rápido se cargaron dos puntales como Bulfoni y Quinteros, fruto de la intensidad defensiva ordenada desde el banco por Aranzana, que tuvo que recurrir a Dumas como escolta y el francés recuperó ayer su mejor juego tras superar el bache que arrastraba desde diciembre. En el inicio del segundo periodo -en el que no jugó Quinteros-, Lobos endosó un parcial de inicio de 2-8 y recortó la renta leonesa (28-21). El partido viró entonces por completo, los de Pablo Laso entraron en una dinámica positiva y encontraron el camino para desarbolar la defensa leonesa. Un triple de Galilea colocó a los cántabros dos puntos abajo (33-31) en el ecuador del periodo e incluso el Lobos llegó a ponerse arriba antes del descanso, aunque una canasta de Leather devolvió la iniciativa a los leoneses (40-39). Con Quinteros y Bulfoni de nuevo en pista en el tercer cuarto volvieron los triples del Climalia León. Un parcial de inicio de 10-2 propició que los leoneses se fueran de nuevo en el tanteador en lo que sería el golpe definitivo. Aranzana ordenó balones a la pintura, donde Hughes mandó a sus anchas. Lobos se estrellaba contra la contundencia de un Baloncesto León que defendió con uñas y dientes su renta e, incluso, la aumentó en el tramo final del tercer cuarto con dos triples de Lucho y Quinteros (71-52). Quinteros puso la puntilla al rival con otros dos triples y la ventaja incluso alcanzó los +28 (86-58). Aranzana puso en pista al joven Baquer para que disfrutase de la fiesta y el rival aprovechó que los leoneses ya celebraban el título sobre la cancha para maquillar al menos el resultado de una final ganada con total rotundidad.

Climalia León se corona en Melilla
Comentarios