miércoles 25/5/22
undefined
Un momento del partido entre el Algeciras y el Clínica Ponferrada. TWITTER CDP

El Clínica Ponferrada CDP regreso al camino de la victoria tras derrotar a domicilio a un Damex Udea Algeciras (76-79) que siempre fue a remolque de juego y marcador pero que tendría una opción de triple final para llevar el partido a la prórroga. Los de David Barrio volvieron a mostrar su cara más irregular, especialmente en lo defensivo, y después de un cuarto final muy pobre en lo ofensivo se complicaron la vida, porque manejaron una ventaja de diez puntos durante muchas fases, y a punto estuvieron de tirarlo todo por la borda. Adam Fravert con 25 de valoración volvió a ser el mejor de los visitantes.


Los bercianos comenzaron bien en defensa pero con muchos problemas en ataque, donde durante tres minutos no pudieron nunca por dentro ni tuvieron precisión por fuera (5-0). Sin embargo los de David Barrio no rebajaron su nivel defensivo y remontaron pronto con dos triples casi seguidos de Manchón, Fravert y Córdoba (7-13 en el 6´ y tiempo muerto local). No hubo reacción local, además Córdoba y Mulero siguieron anotando (máxima con el 10-24 en el 8´) y sólo un mal final de cuarto afeó el buen desempeño de los visitantes (17-24).


El segundo comenzó con los dos erráticos y canastas regaladas en ambos aros (21-28 en el 2´), pero el descontrol no beneficiaba a los verdes y menos aún si la nueva rotación no era capaz de mantener el ritmo anotador. Así y haciendo muy poco los gaditanos recuperaron el terreno (28-30 en el 4´ y tiempo muerto de Barrio). Otro triple de Fravert camufló un poco los problemas que el equipo tenía en su pintura, donde ahora cedía muchos rebotes (35-37 en el 7´). Sin embargo el equipo recuperó el pulso defensivo en el tramo final y sólo con eso bastó para abrir brecha de nuevo (35-45).


Tras el paso por los vestuarios el Ponferrada volvió más calculador que nunca, pero de nuevo sin mucho acierto en el lanzamiento y especialmente en el exterior desde el perímetro (42-49 en el 3´). No sufría porque su rival era tan inconstante que nunca llegaba a hacerle daño de verdad e incluso en pocos segundos era capaz de encajar mucho (42-57 en el 4´). Pero el equipo leonés volví a relajarse atrás, regalaba demasiado y una vez más los locales hacían la goma jugando muy poco (52-57 tras dos triples seguidos). Entonces Mulero y Fravert contestaron desde la misma distancia y el partido volvía a vivir el día de la marmota con una diferencia en torno a los diez puntos que sin embargo nadie creía ya definitiva. Al final 55-66.


El último acto se abrió con un sorpresivo triple de Ndiaye que respondió Manchón de inmediato. La renta de diez se mantendría en el primer tramo del cuarto pero de nuevo, serios despistes en defensa y algún error increíble bajo aro rival, volvían a dar aire a los algecireños y David Barrio tenía que parar el juego (66-71 en el ecuador). Al conjunto leonés les estaba costando mucho anotar y en un momento tan decisivo, obligado a jugar ahora en el golpe a golpe, eso era preocupante. El peor de los presagios terminó por confirmarse con el 75-75 a falta de minuto y medio y con el local Ortega brillando. Córdoba, que ya tampoco anotaba, se pegó entonces como una lapa a Miki Ortega y Mulero con una canasta a falta de medio minuto daba ventaja. Dos puntos muy valiosos que Yago Estévez no supo enjugar desde los libres (76-77 a falta de 14´´ y tiempo muerto de Barrio). Las pizarras mandaron a Manchón a los libres en sólo tres segundos, pero no falló y dejó al Algeciras obligado a buscar un triple que no llegó pese a tener tres intentos para lograrlo. A la conclusión 76-79.

El Clínica Ponferrada da un golpe encima de la mesa
Comentarios