viernes 21/1/22
                      La leonesa Mireya González ya fue subcampeona del Mundo con España en 2019. RAMIRO
La leonesa Mireya González ya fue subcampeona del Mundo con España en 2019. RAMIRO

«Sorprendida» y «contenta». Así se muestra la leonesa Mireya González tras su convocatoria in extremis con la selección española de balonmano. La lateral se incorporó ayer a las Guerreras después de que José Ignacio Prades la llamase para suplir la baja por lesión de Lara González. La idea es que pueda estar disponible para debutar —si es necesario— mañana contra China en el segundo encuentro del Mundial. Pasará las navidades en León y confía en que sea con una medalla como ya ocurrió hace ahora dos años.

—¿Qué sentiste tras recibir la llamada?

—Si te digo la verdad me sorprendió y me costó más alegrarme que otras veces porque se debe a la lesión de una compañera. Está claro que tenía muchas ganas de ir al Mundial pero nunca quieres que sea por una situación así.

—¿Qué te dijo el seleccionador?

—Que si creía que podía unirme al grupo. Le dije que por supuesto.

—El grupo ha cambiado bastante desde los Juegos de Tokio y tú fuiste una de las sacrificadas con el cambio de seleccionador. ¿Cómo te tomaste dejar de entrar en las convocatorias después de ser internacional con España en 96 ocasiones?

—Cada seleccionador lo que tiene que mirar es por el bien del grupo y tomar sus propias decisiones. En mi caso no me lo tomé ni bien ni tampoco mal. Cuando dejé de ir con España me centré en lo que tenía en ese momento que era mi club.

—España ha empezado el campeonato del mundo con buen pie pero hay incertidumbre de hasta dónde podréis llegar. ¿Consideras que hay opciones de medalla?

—No concibo ir a un campeonato si no es a luchar por una medalla. Si fuera de otra manera no vendría. Soñamos con lo máximo. Creo que podemos hacer todo lo bueno o todo lo malo, depende solo de nosotras.

—De hecho tú sabes muy bien lo que es rozar la gloria y el infierno con las Guerreras porque en el Mundial de 2019 fuisteis medalla de plata y sin embargo en Tokio no se lograron los objetivos. ¿Qué cambió en apenas dos años?

—Cambiaron las dinámicas. En el mundial anterior todo fue bueno pero en los Juegos nos costó arrancar y cuando tuvimos que dar la talla no lo hicimos. No pudo ser. Y para este Mundial, que además tenemos la suerte de que se juega en España, si el grupo está bien mentalmente y tiene ganas podemos soñar con cosas buenas.

—¿Qué selecciones ves como favoritas?

—Noruega, Rusia y Francia. Estas tres selecciones salvo que les pase algo especial estarán ahí peleando por el título. Sin duda son favoritas.

—¿Cómo está transcurriendo la temporada actual en Rumanía?

—Pues estamos muy contentas porque nos hemos clasificado para la fase de grupos de la EHF y en la Liga hemos acabado cuartas antes del parón.

—¿Sigue siendo uno de los equipos que optan al título?

—Ahora mismo la liga rumana es muy irregular. La verdad es que la mayoría de equipos están ganando y perdiendo muchos partidos. Nosotras estamos ahí en la pelea.

—¿Llegas bien físicamente?

—Sí, con buen físico porque acabamos de parar la competición de clubes y aunque mentalmente no me lo esperaba es un objetivo que me motiva muchísimo así que lista para dar el cien por cien.

Mireya González: «No concibo ir a un campeonato si no es a luchar por una medalla»