jueves 3/12/20

Correa regresa a sus orígenes en un Atlético que gana con él en el campo

IÑAKI DUFOUR | MADRID


Más fuera que dentro del Atlético de Madrid el pasado verano, el argentino Ángel Correa reivindicó sus cualidades con dos asistencias, como la figura determinante de la victoria del equipo rojiblanco contra el Athletic Club, mientras regresa al origen en su posición natural, la delantera, y en su rol en el club, como un revulsivo o una alternativa en las rotaciones, pero sin la condición de titular habitual.


Desde el ataque, crece de nuevo el futbolista de 24 años, alejado de la banda derecha que primero fue una demarcación puntual, pero que después se transformó en su puesto invariable. Ahí jugó casi todos los encuentros de la pasada campaña, por ejemplo, con sólo seis excepciones en la delantera; ahí se desempeñó a ojos del cuerpo técnico y ahí alcanzó la titularidad más constante, pero no su mejor nivel. «Está claro que uno siempre quiere jugar, ayudar al equipo y tratar de hacerlo bien. En la banda es un trabajo más físico y está claro que me cuesta más. Arriba es donde me siento más cómodo y donde creo que puedo ayudar mejor al equipo», repasó el sábado, después de la jugada con la que el Atlético desbordó a la defensa del Athletic y rompió el partido con el 1-0.


Su control fue sensacional, orientado, con el toque necesario para superar a Unai Núñez. Su siguiente recorte también. Un par de toques más dentro del área, cuando parecía que iba a perderla, pero siempre llegaba oportuno, derivaron el balón a la llegada de Saúl para el 1-0. Ya en el segundo tiempo, suya también fue la asistencia de la sentencia del duelo, cuando regaló a Álvaro Morata el 2-0 con un buen movimiento. Como ha descansado una vez cada uno en los dos últimos encuentros, él ha encadenado dos partidos de inicio por primera vez en este curso.


En los siete choques precedentes que había disputado en este ejercicio, sólo uno había sido desde el principio.

Correa regresa a sus orígenes en un Atlético que gana con él en el campo
Comentarios