domingo. 26.06.2022

Courtois deja atrás la noche de brujas

El portero olvida las críticas y demuestra en la Supercopa que está entre los mejores

Leyenda en su día del Atlético, Thibaut Courtois ha iniciado su viaje al olimpo del Real Madrid pasando de villano a héroe del supercampeón de España en tres meses y medio. Vilipendiado por buena parte de la hinchada merengue a comienzos de octubre tras una aterradora noche de brujas en la que encajó dos goles antes de retirarse descompuesto al intermedio bajo la silbatina del Santiago Bernabéu, el gigante de Bree salió santificado de Yeda, donde catapultó a los blancos a la tanda de penaltis con cuatro intervenciones providenciales para frenar a su exequipo, que sucumbió de nuevo desde los once metros en un duelo en el que el belga le ganó la partida a Jan Oblak.

Superado el esloveno en los cuatro lanzamientos de los pupilos de Zinedine Zidane mientras su predecesor en la meta rojiblanca atajaba el disparo de Thomas después de que Saúl reviviera la pesadilla de Juanfran en Milán enviando al poste el tiro que abrió el infortunio colchonero, fue el Guante de Oro del Mundial de Rusia quien se erigió en principal artífice del título que puso fin a 879 días de sequía de un título doméstico para las vitrinas de Chamartín junto a Fede Valverde, cuya imponente zancada le permitió abortar un gol cantado de Alvaro Morata con una brutal pero inevitable entrada que le costó la expulsión al designado como jugador más valioso de la Supercopa, y al preparador francés, un formidable gestor que ha devuelto a la vida a un vestuario que se encontraba en estado terminal hace diez meses y ahora presume de lozanía mientras el Barça convulsiona.

Sacó Zidane la cara por Courtois cuando el cancerbero pasaba las de Caín. «No es el único ni el principal responsable de lo que pasó», dijo mientras arreciaba la tormenta sobre el belga a raíz de un flojo inicio de temporada que tuvo su punto álgido en ese partido de Champions frente al Brujas. Había recibido por entonces doce goles en ocho partidos y aún vendría otro en su retorno en Son Moix, con apenas un 50% de paradas y sólo dos porterías a cero a esas alturas. Doce sin ver mancillado su expediente suma ya en los 23 partidos que ha disputado en lo que va de curso. Como ha cambiado el cuento.

Courtois deja atrás la noche de brujas
Comentarios