jueves 22/10/20
Balonmano

El covid pone en jaque a la Asobal

Las suspensiones de partidos por los positivos en las plantillas amenazan con colapsar el calendario Hay clubes que ya tienen que recuperar tres encuentros
El duelo entre Granollers y el Abanca Ademar se traslada del viernes al domingo. JESÚS F. SALVADORES

No ha transcurrido ni un mes de Liga Asobal y el Covid-19 ya ha puesto en jaque a la competición. Las continuas suspensiones de encuentros por los positivos de coronavirus amenazan con colapsar el calendario. Este fin de semana tendrá que disputarse la séptima jornada pero lo cierto es que hay equipos que solo han podido jugar tres encuentros y los que más, como el Abanca Ademar, deberán recuperar dos partidos entre octubre y diciembre correspondientes a las jornadas 1 y 3 del campeonato. Una situación que algunos clubes consideran alarmante porque tal y como está concebida la actual temporada apenas habrá margen de maniobra en caso de que las suspensiones continúen.

El último choque en generar polémica fue el del BM Benidorm, que el pasado fin de semana no pudo medirse al Huesca tras dar positivos hasta seis integrantes de la primera plantilla, entre ellos el excapitán del Ademar Mario López. Aunque el caso más extremo hasta la fecha lo protagoniza el Logroño, que solo ha jugado dos partidos de Liga. Desde la Asobal tratan de trasladar tranquilidad, pero lo cierto es que los huecos libres que ‘regala’ el calendario son escasos y se complicarán aún más a partir de octubre cuando entre en escena la nueva Liga Europea de Balonmano.

La mayoría de equipos que integran la asociación de clubes votó a favor de mantener el actual formato de Liga regular a doble vuelta pese a las advertencias de la Federación Española, quien trató —sin éxito— de poner en marcha un sistema de dos grupos reduciendo así las jornadas a la mitad. Todo en una 2020-21 marcada por la incertidumbre de la pandemia y en la que además habrá de disputarse el Mundial de Egipto en enero de 2021 y los Juegos Olímpicos de Pekín en agosto. Fuentes de la Federación consultadas por este periódico insisten ahora que ya advirtieron del riesgo que se corría aprobando un calendario con 34 jornadas, pero las diferentes directivas prefirieron alargar la Liga para no perder aficionados y en pos del espectáculo.

Si las cancelaciones de partidos continúan como hasta ahora no habrá fechas libres suficientes para recuperarlas y ni Asobal ni RFEB tienen prevista una solución que salvaguarde la competición.

El covid pone en jaque a la Asobal
Comentarios